Mediante un audiovisual invitaron a reflexionar sobre la importancia de dicho instrumento como medio de movilidad y comunicación para las personas con baja visión. El 12 de octubre realizaron intervenciones en la Plaza del Fundador.

En el marco de las Jornadas de Inclusión Bastón Blanco y Bastón Verde –del 12 al 14 de octubre -, organizadas por instituciones vinculadas a la discapacidad visual, alumnos  de sexto año del IPEM N° 206 Fernando Fader, realizaron distintas acciones con el objetivo de informar y concientizar sobre el uso del bastón verde y los derechos de las personas con baja visión.

Bajo el título  “Lo que los ojos no ven”, los alumnos Andrea Baigorria, Sofía Manzanares, Julia Viglino, María Vega, Josefina Rueda, Franco Marchesini y Matías Sanz, desarrollaron un  proyecto de intervención socioeducativo en el marco de sus prácticas escolares en la sede del Defensor del Pueblo de la Provincia de Córdoba.

En coordinación con el Programa Bastón Verde, crearon un audiovisual que invita a la reflexión y a la toma de conciencia sobre situaciones de personas con baja visión, el uso de bastón verde como instrumento esencial de movilidad y comunicación con el entorno, y la necesaria comprensión por parte de toda la sociedad.

El video se construye a partir de las vivencias de los propios alumnos representando tales situaciones y muestra la conducta de los ciudadanos en relación a estas. Asimismo, brinda información sobre el bastón verde y su distinción con el bastón blanco.

Muchas veces, una persona con baja visión es víctima de malentendidos cuando, por ejemplo, mira un papel o el reloj, o la cara de una persona (como se podrá ver en el video), provocando una reacción o confusión en los demás. Al no entender, la gente piensa que ésta se hace pasar por una persona ciega para obtener algún provecho”, relatan los chicos.

Por ello consideran que la mejor forma de ayudar es dar a conocer esta realidad, informar pues “no solo aprendimos sobre el bastón verde y su uso, sobre las dificultades de las personas para conseguirlo, sino sobre cómo la sociedad los invisiviliza”, dicen.

Precisamente, es el proceso por el que transitaron los adolescentes hacia la concreción del producto audiovisual, lo que imprime un valor distintivo a su proyecto. Dado su interés lograron internalizar la problemática, mediante representaciones donde se ubicaron en el lugar del otro, es decir, en el de una persona con baja visión y en el de aquel que desconoce el significado del bastón verde.

Esta apropiación del tema les permite no sólo arribar a un instrumento comunicacional sino de aquí en más a ser promotores del bastón verde y de los derechos de las personas con baja visión a donde quieran que vayan”, expresa Hector Olmos, coordinador del Programa.

En una carpa emplazada en la Plaza del Fundador, pleno centro de la ciudad, donde distintas instituciones realizaron acciones de sensibilización, los alumnos presentaron el audiovisual, brindaron información a los ciudadanos y compartieron sus vivencias en el proceso de elaboración de su proyecto.