Mientras los meteorólogos intentan explicar las razones científicas de la ola de frío que por estos días afecta a todo el país, los especialistas de la salud recomiendan tomar ciertas precauciones para superar este periodo.

Vestimenta. La recomendación principal es utilizar ropa abrigada. Mientras se encuentren en un lugar cerrado, las personas deberán permanecer con ropa que los proteja del frío, pero que sea ligera. La mayor cantidad de abrigo deberá usarse al momento de salir.

Intemperie. Si baja mucho la temperatura, especialmente si hay mucho viento, es recomendable permanecer en un lugar cubierto. Si salir es indispensable, se debe hacerlo estando bien protegido.

Mantenerse seco. La humedad enfría el cuerpo rápidamente.

Alimentación. Llevar una dieta sana es recomendable para hacer frente a muchas enfermedades. Sin embargo, con la llegada del frío, la dieta tiene otra función: proteger de las bajas temperaturas. Cuando hace frío el cuerpo necesita más calorías. No pueden faltar las legumbres, las papas y la pasta, complementos perfectos para la época de frío porque aportan la energía que el cuerpo necesita para mantener la temperatura corporal.

Calefacción. Se debe tener cuidado con los niveles de monóxido de carbono al encender una chimenea o un calentador, sobre todo si estos aparatos no han sido encendidos durante largo tiempo. La mejor forma de saber si hay peligro es con un detector de monóxido de carbono.
Es muy importante vigilar la temperatura de las habitaciones con bebés y ancianos, ya que son quienes representan mayor riesgo. Los bebés pierden calor más rápido que los adultos y los ancianos pierden la capacidad de sentir cambios bruscos de temperatura.

Enfermedades. La hipotermia es el principal problema asociado con el frío intenso. Ocurre cuando el cuerpo pierde más calor que el que tiene la capacidad de producir. Después de un tiempo, se agota la energía almacenada y empieza a bajar la temperatura corporal.   Se manifiesta con agotamiento, falta de concentración, mareo, piel muy fría y roja y falta de energía. Ante un cuadro de este tipo, se debe buscar atención médica lo antes posible. Mientras esto ocurre, se debe calentar el cuerpo paulatinamente priorizando la parte media (pecho, cuello, cabeza y pelvis) e internamente tomar bebidas calientes.   Estas recomendaciones no deben remplazar la asistencia médica. La hipotermia es una emergencia médica y debe ser tratada por un especialista.

No fumar. Aunque parezca no tener relación con el tema, es indispensable que los fumadores eviten hacerlo en lugares cerrados. El humo del cigarrillo es propicio para enfermedades pulmonares, características de estas temporadas.