Cólera
Al día de hoy, 7 mil personas han muerto y alrededor de 520 mil han desarrollado síntomas de la enfermedad. Los expertos cuestionan que el gobierno no empiece a usar la vacuna contra el cólera. Esta inmunización ya cuenta con el aval de la Organización Mundial de la Salud, pero otras instituciones todavía no la han aprobado.

Meses después del terremoto que asoló a Haití el 12 de enero de 2010 comenzaron a aumentar los casos de cólera.
Al día de hoy, 7 mil personas han muerto y alrededor de 520 mil han desarrollado síntomas de la enfermedad. Se calcula que la epidemia continuará en aumento.

La escases de agua potable y cloacas adecuadas, recursos básicos de los cuales carece la mayor parte de la población de Haití, hace imposible aplicar las medidas mínimas de prevención.

Ante la alarmante situación, muchos especialistas se preguntan si no es momento de empezar a usar la vacuna contra el cólera. Esta inmunización ya cuenta con el aval de la Organización Mundial de la Salud pero otras instituciones todavía no la han aprobado, aun cuando la vacuna pasó las pruebas clínicas.

En contra. Quienes están en contra de la aplicación de la vacuna argumentan que ésta no se ha aplicado todavía porque la mayor parte de los haitianos está en peligro de sufrir la enfermedad. “Por la falta de acceso al agua limpia y a cloacas adecuadas tenemos que considerar que casi toda la población de Haití está en riesgo de desarrollar cólera”, dice David Olson, de la asociación Médicos sin Fronteras.

Según los expertos, vacunar a toda la población tomaría cinco años y requeriría una gran ampliación en la producción de las vacunas. Sin embargo, especialistas como Paul Farmer, fundador de la organización Partners In Health, creen que con el apoyo del gobierno local es posible que las vacunas se distribuyan masivamente entre la población.

Olson sugiere como alternativa usar las vacunas estratégicamente en las zonas donde es más difícil llevar agua potable y construir cloacas, pero se teme que esta situación genere disturbios en el país.

Cambios profundos. Más allá del uso de las vacunas contra el cólera, eliminar esta patología del país requiere cambios profundos.
“Sin mejorar el acceso al agua potable y a cloacas eficientes, el cólera seguirá volviendo”, reflexiona Olson.

En una conferencia de prensa organizada por la Organización de las Naciones Unidas a principios de este año, Mirta Roses, directora del a Organización Panamericana de la Salud, admitió que construir la infraestructura necesaria puede tomar años, pero que es imprescindible empezar hoy mismo.

En ese mismo evento el presidente de Haití, Michel Martelly, aseguró por videoconferencia que se logró un marcado progreso en pos de la reconstrucción, pero todavía falta mucho por hacer. “El agua segura y las cloacas adecuadas son derechos de todos los haitianos. Solo una estrategia conjunta puede ayudarnos a eliminar el cólera”, aseveró.

Fuente: Periodismo.com