Mucho es lo que se puede hacer para darle batalla al cáncer. La debida prevención y la detección precoz disminuirían significativamente la enfermedad.

Los avances en este sentido son lentos, por eso se pide a los gobiernos más acciones y campañas.

“En septiembre será la segunda vez que en la historia de las Naciones Unidas que los jefes de gobierno se reunirán para tratar un tema de salud”, dice Eduardo Cazap, oncólogo argentino que preside la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC).

La primera reunión a la que se refiere fue por el SIDA. Esta vez, será por el cáncer.

La eliminación del cigarrillo, la promoción de la alimentación sana, la disminución de la obesidad, el ejercicio físico, el no abuso del alcohol, la eliminación de las camas solares y un estado de ánimo positivo, conducirían a reducir más rápidamente la enfermedad y su mortalidad.

La tendencia mundial es positiva, pero podría acelerarse.  Según el Cancer Journal for Clinicians y American Cancer Society, a principios del siglo XX, uno de cada 20 pacientes se recuperaba. En 1955 fue uno de cada 5.

En los Estados Unidos la sobrevida luego de 5 años entre 1975 y 1977 era del 50%. Entre 1984 y 1986 fue del 54% y entre 1996 y 2004 llegó a ser del 66%.

Mediante la campaña “Firmá contra el cáncer” el Consejo Publicitario Argentino, La Fundación SALES y la Unión Internacional Contra el Cancer (UICC) buscan reunir un millón de firmas que solicitarán a los gobiernos un mayor compromiso mundial para reducir la enfermedad y su mortalidad.

La campaña fue realizada gracias a la colaboración de dos deportistas argentinos que se recuperaron de diferentes tipos de cáncer como el tenista Lucas Arnold Kerr y el futbolista Juan “Lagarto” Fleita. También se sumó China Zorrilla, madrina de la Fundación Sales.

Los deportistas transmiten un mensaje de esperanza con sus testimonios. Quienes deseen sumarse a la campaña pueden hacerlo en firmando aquí