La Organización Mundial de la Salud calcula que la falta de vacunas contra el cólera para administrar a la población vulnerable en Haití, ocasionará que el número de casos supere los 500 mil a fines de 2011.

“Si la tendencia actual sigue, podemos contar con unos 75 mil casos más de aquí a fin de año, llevando el total de casos a 500.000 desde el inicio de la epidemia”, declaró Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS.

La epidemia de cólera se inició en Haití a fines de 2010 en Haití y ha causado cerca de 6.600 muertos. A comienzos de octubre la OMS había contabilizado cerca de 470 mil casos.

El número de nuevos casos de cólera se redujo a la mitad en agosto, pero la temporada de lluvias cambió la situación.

Según Claire Lise Chaignat, jefe del Grupo de lucha contra el cólera de la organización, la epidemia puede volverse endémica. “Debemos contemplar la introducción de la vacuna del cólera en Haití para los más vulnerables”, enfatizó.

El cólera es una infección intestinal aguda causada por la ingestión de alimentos o agua contaminados por la bacteria Vibrio cholerae. Tiene un periodo de incubación corto (entre uno y cinco días). Se manifiesta con vómitos y diarrea acuosa que puede conducir con rapidez a una deshidratación grave y a la muerte si no se trata prontamente.

La primera vacuna (Dukoral) preseleccionada por la OMS está homologada en más de sesenta países. La otra (Shanchol), acaba de ser preseleccionada por la Organización y será utilizada en la operación de vacuna anunciada por las autoridades haitianas.

Según la OMS, el cólera representa una amenaza mundial y es un indicador fundamental del grado de desarrollo social. Si bien no supone una amenaza para los países que garantizan una mínima higiene, la enfermedad sigue siendo un reto para los países que no pueden asegurar el acceso a agua potable y un saneamiento adecuado.