La edad de la mujer es clave a la hora de mejorar las probabilidades de concebir un hijo, con o sin ayuda de la fertilización asistida.

Según revelaron la Asociación Civil Concebir (Grupo de apoyo para parejas con trastornos en la reproducción) y la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMeR), en el marco del Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad, después de los 35 años, la tasa de fertilidad comienza a decrecer notoriamente.

Sin embargo, las parejas consultan cada vez más tarde, lo que atenta contra el éxito del embarazo,

Sergio Papier, Presidente de la SAMeR, afirma que la edad de la consulta es mayor que hace algunos años, debido a los cambios sociales que se están produciendo. “Los pacientes forman pareja más tarde o van por el segundo matrimonio. En otros casos, postergan la maternidad por cuestiones profesionales, laborales o económicas”, explica.

Según el Registro Argentino de Fertilización Asistida (RAFA), con datos de 15 centros de todo el país en el período 2004-2008, mientras que en 2004 los tratamientos en mujeres de 35 años eran el 47%, en 2008 la tasa descendió al 39%, en tanto que se elevó el porcentaje de tratamientos en mujeres mayores de 35 años.

Los datos del RAFA mostraron que la tasa de embarazo promedio en menores de 35 años fue de 33%, mientras que en mujeres de 35 a 39 años fue de 28% y en mayores de 40 años descendió a 12%.

Isabel P. de Rolando, fundadora y presidenta de la Asociación Concebir, subraya la importancia  de que las parejas tomen conciencia de que los tratamientos de fertilización asistida no solucionan todos los casos. “Las parejas no deben poner todas la expectativas en ellos al retrasar la maternidad. Cuanto antes se llegue a la consulta, mayores serán las chances de éxito”, afirma.

Las actuales técnicas disponibles solucionan determinados problemas, siendo la tasa de embarazo del 35% en promedio.

Papier especifica que, en mujeres menores de 35 años, es recomendable hacer la consulta si luego de un año de búsqueda no llega el embarazo. En mujeres de más de 35 años, sobre todo si tienen algún antecedente que haga sospechar un problema de fertilidad en ella o en su pareja, se puede consultar pasados los seis meses de búsqueda.

Mejores resultados a menor edad. Un informe publicado por el Registro Latinoamericano de Reproducción Asistida (RLA) recopiló datos de 22 centros argentinos entre los años 1990 y 2009.

En esos 20 años, el número de procedimientos se multiplicó, pasando de 741 en 1990 a 9773 en 2009.

El acceso de la población a estas técnicas también creció. Mientras que en el año 2000 era de 100 ciclos por millón de habitantes, en 2009 el número de ciclos llegó a 242 por millón.

No obstante, es posible apreciar que a mayor edad de la mujer, menor es la tasa de embarazo.

Al utilizar las técnicas de fertilización in vitro (FIV) e inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), ambas de alta complejidad, se observa que si bien la tasa va mejorando año a año, en la mujer menor de 40 años la tasa de embarazo oscila entre el 32 y el 35%, mientras que para la mayor de 40 años la cifra se reduce a 18%.

Otros datos del Informe RLA muestran cómo se ha logrado mantener la tasa de éxito de embarazos transfiriendo menos embriones, lo que disminuye enormemente la probabilidad de embarazos múltiples.

El número de embarazos triples se ha ido reduciendo en forma sistemática y ya no se observan embarazos cuádruples. Inclusive, fue disminuyendo el número de embarazos gemelares, lo que habla de un perfeccionamiento de las técnicas a lo largo de los últimos 20 años.

El problema legal. La infertilidad es una enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que afecta a una de cada seis parejas. Sin embargo, en muchos países ser infértil no es una enfermedad, por lo que los afectados deben costear los exámenes de diagnóstico, la medicación y los tratamientos para intentar tener un hijo, lo que representa una discriminación de los sistemas de salud.

Consultas gratuitas. Durante junio, Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad, los centros médicos de toda la Argentina, acreditados por SAMeR, realizarán consultas gratuitas.

Para mayor información, enviar un mail a: info.concebir@gmail.com