Cáncer-de-pulmón
Según especialistas, el agregado de la droga cetuximab al tratamiento de quimioterapia es un gran paso hacia un enfoque más personalizado en esta enfermedad tan difícil de tratar.

Un nivel alto de expresión del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) fue un buen indicador predictivo de que pacientes con cáncer de pulmón sobrevivirían más con el agregado de cetuximab (Erbitux) a la quimioterapia de primera línea.

Así lo reveló una investigación presentada en el 14º Congreso Mundial de Cáncer Pulmonar en Ámsterdam, organizado por la Asociación Internacional para el Estudio de Cáncer Pulmonar (IASLC).

“El  nuevo análisis del estudio FLEX de Fase III nos ha permitido identificar que pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (NSCLC) tienen mayor probabilidad de beneficiarse con el tratamiento con Erbitux en primera línea”, dijo Robert Pirker, investigador principal de la Universidad de Medicina de Viena, Austria.

“Al demostrar que un nivel alto de expresión del EGFR es el primer biomarcador predictivo de mejor sobrevida global en NSCLC avanzado, hemos dado un gran paso hacia un enfoque más personalizado en esta enfermedad tan difícil de tratar”, agregó.

Sobre la base de un nuevo análisis de todos los pacientes (1.121 de los 1.125 pacientes del estudio FLEX), los investigadores encontraron que los pacientes que presentan un nivel alto de expresión de EGFR tumoral (200 o más en una escala 0-300) se beneficiaron de manera consistente con el agregado de cetuximab a la quimioterapia, independientemente de la histología.

Dentro de este grupo, la sobrevida global fue de un promedio de 12 meses, en comparación con 9,6 meses en los pacientes que recibieron solamente quimioterapia.

En pacientes con nivel bajo de EGFR, no se observaron diferencias en la sobrevida global entre los pacientes que recibieron quimioterapia más cetuximab y los que recibieron quimioterapia sola.