Llegar a los 100 años significa que se han evitado o superado todas las enfermedades que podrían haberle causado la muerte a la persona a una edad más joven.

“La capacidad de secuenciar el genoma entero de una persona permite a los investigadores tener una mirada más cercana del ADN centenario”, dice la revista Science.

La publicación menciona un estudio que están llevando a cabo Elizabeth Cirulli y su asesor David Goldstein en la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte.  

El estudio, sobre la secuencia del genoma entero de los centenarios, está intentando encontrar nuevas formas de tratar y prevenir las enfermedades. Se realiza con habitantes de la ciudad de Kannapolis y el condado circundante de Cabarrús.

“El descubrimiento de variantes genéticas relacionadas con la longevidad puede proporcionar información sobre la salud en general de todas las edades”, dice Cirulli.

AQUÍ el artículo completo.