Por: Archana Roy
Especialista en huesos y osteoporosis
Mayo Clinic – Jacksonville, Florida

En materia de osteoporosis y salud ósea las estadísticas son alarmantes. Sin embargo, el tema no despierta la conciencia que amerita.

Se calcula que la mitad de las mujeres de más de 50 desarrollan osteoporosis y uno de cada cuatro hombres la padece. Uno de cada tres hombres con osteoporosis no sobrevive el año después de una fractura de cadera.

Al ser una enfermedad silenciosa, no se toma real conciencia hasta que el diagnóstico se realiza.

¿Cómo se puede enfrentar la lucha contra la osteoporosis?
La osteoporosis es un gran problema de salud a nivel mundial. La mejor manera de luchar contra ella es a través de la educación de las personas sobre la salud de los huesos.
Cuando una persona piensas en mantenerse saludable, probablemente piensa en cambios en el estilo de vida, prevenir el cáncer o las enfermedades cardíacas. La salud de los huesos no está entre sus prioridades, pero debería.
La osteoporosis es una condición en la cual los huesos pasan a ser frágiles y pueden romperse muy fácilmente. En casos serios, un simple estornudo puede romper un hueso.
La pérdida de masa ósea y la osteoporosis, en la mayoría de los casos, se presentan en individuos de 50 años o más, pero su prevención y tratamiento deberían comenzar en la adolescencia porque el 85% de la masa ósea se adquiere hasta los 18 años en mujeres y hasta los 20 en hombres.
Se calcula que las mujeres pueden perder hasta 20% de su densidad mineral ósea en los cinco a siete años después de la menopausia. La pérdida ósea en el hombre es más lenta y usualmente ocurre más tarde que en la mujer.

¿Qué técnicas y tratamientos para esta enfermedad se están implementando hoy en día?
El test de Densidad Mineral Ósea (BMD) puede decir si una persona tiene osteoporosis. Este test ayuda a estimar la densidad de los huesos en la espina dorsal y caderas, calculando el riesgo futuro de fractura en un período de 10 años.
En general, las modificaciones de estilo de vida son recomendables para prevenir y tratar la osteoporosis, incluyendo la ingesta adecuada de calcio y vitamina D, ejercicio regular de sustentación de peso y consumo moderado del alcohol.
También se encuentran disponibles numerosos agentes farmacológicos para el tratamiento de la osteoporosis.

¿Quién se ve más afectado por la osteoporosis, el hombre o la mujer?
La osteoporosis no es más una enfermedad exclusiva de las mujeres.
Aproximadamente el 20% de la población afectada son hombres y el 80% mujeres. Sin embargo, en los hombres mayores el porcentaje es mayor y éstos son más propensos de morir después de una fractura de cadera.

¿Cuán importante es el ejercicio y la nutrición adecuada en la prevención y tratamiento de la osteoporosis?
Muy importante. El calcio y la vitamina D son importantes en las personas de todas las edades, especialmente en niños y en la madurez. La nutrición adecuada y el ejercicio son la clave para ganar la lucha contra la enfermedad.
El deporte ayuda a mejorar la densidad ósea, fortaleciendo músculos y reduciendo el riesgo de caídas. El ejercicio de alta intensidad no tiene más beneficios extras que el de baja intensidad. 
Se sugiere que hombres y mujeres tomen un régimen regular de ejercicio de sustentación de peso, que disfruten, para así facilitar la adherencia a largo plazo.

¿Cuáles son los beneficios del calcio, cuál es su dosis recomendada y dónde lo encontramos?
El calcio es importante para la mineralización ósea (hace que los huesos sean más firmes). Puede obtenerse de los lácteos o de suplementos que pueden ser adquiridos sin receta médica para proveer los requerimientos diarios.
En general, la ingesta recomendada de calcio es 1.000 mg de calcio elemental y 600 IU de vitamina D por día. La dosis recomendada de calcio para hombres y mujeres con osteoporosis es de 1.200-1.500 mg diarios.

Para enfrentar la lucha contra la osteoporosis:
Tomar la cantidad adecuada de calcio.
Ejercitarse diariamente.
Incluir ejercicio de sustentación de peso en el programa de acondicionamiento físico.
Evitar factores como el cigarrillo y el consumo excesivo de alcohol, ya que aumentan la pérdida de masa ósea y el riesgo de osteoporosis.
Consultar al médico acerca de exámenes para la osteoporosis y la necesidad de realizárselos.
Informarse sobre campañas nacionales o internacionales de lucha contra la osteoporosis y noticias de salud ósea.