La creciente oferta de medicamentos por Internet y correo electrónico preocupa a las autoridades sanitarias. Adquirir medicamentos por estas vías no permite garantizar la calidad de los productos.

En el marco de la primera reunión del Foro sobre Riesgo e Impacto de la Comercialización de Productos para la Salud en Internet, organizada por el Observatorio de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnologías Médicas (ANMAT), el viceministro de Salud de la Argentina, Gabriel Yedlin, advirtió sobre el peligro y la ilegalidad la venta de medicamentos bajo esta modalidad.

“Nadie puede garantizar la calidad de los productos que se adquieren por ese medio. El desafío pasa por entender que Internet no es sólo la incorporación de tecnología, sino que tanto los jóvenes como los adultos están cambiando su comportamiento y lo perciben como un canal seguro”, advirtió el funcionario.

La compra de medicamentos por internet estimula la automedicación. La ANMAT recomienda abstenerse de adquirir y consumir cualquier tipo de fármaco que se ofrezca a través de páginas web, correos electrónicos y avisos clasificados.

Según el titular de la ANMAT, Carlos Chiale, el Poder Ejecutivo y el sector privado han comenzado a discutir un programa estratégico para sensibilizar a la población sobre los riesgos del uso y compra de productos para la salud por Internet y contemplar acciones para impedir este tipo de actividades perjudiciales para la salud.

El Foro sobre Riesgo e Impacto de la Comercialización de Productos para la Salud en Internet se realizó el 24 de agosto con el objetivo debatir los alcances y consecuencias que tiene esta modalidad de comercialización, que no está contemplada en las normas vigentes.