Las mamás que tienen mucho tiempo a su bebé en brazos y en posturas inadecuadas, las mujeres embarazadas que sufren cambios hormonales y quienes se golpean y fracturan la muñeca son algunas de las personas que padecen la conocida tendinitis de Quervain. La enfermedad no es otra cosa más que la irritación de los tendones en la base del pulgar.

En los últimos años se descubrió que la tendinitis de Quervain es una dolencia que también padecen quienes pasan muchas horas frente a una computadora, manipulando el mouse de manera incorrecta.

“Esta es una de las causas de esa tendinitis que más se repite. La mala postura de la mano y el movimiento reiterado de los dedos sobre los botones del mouse, generan un engrosamiento de la vaina. Ésto aumenta la cantidad de líquido que hace una fricción con dolor en los tendones que mueven el pulgar. La inflamación es grande porque el espacio es chico”, explica Oscar Salomón, traumatólogo y especialista en miembro superior del Instituto Traumatológico de Córdoba.

Desde que esta tendinitis se empezó a manifestar a causa del uso del mouse, se comenzaron a fabricar las almohadillas ergonométricas que intentan evitar que se presente la enfermedad. “La idea es apoyar correctamente la muñeca”, explica el especialista.

Si bien este problema no requiere cirugía, el dolor puede ser muy molesto y obligar a estar varios días sin trabajar, hasta que la inflamación ceda.