La calidad de los resultados de los análisis de laboratorio comienza con la correcta obtención de la muestra. Una buena muestra asegura la fiabilidad de los datos y reduce la posibilidad de errores en el diagnóstico, rechazo de las muestras y repetición de los análisis.

Extracción de sangre. La sangre es la muestra biológica más solicitada debido a la gran cantidad de información que contiene.

  • Ejercicio. Se recomienda no realizar ejercicio ni actividades físicas intensas 24 horas antes de la extracción.
  • Ayuno. El ayuno es mucho más que no desayunar el día de la muestra. Un ayuno correcto, que garantice resultados confiables, implica la no ingesta de ningún alimento líquido o sólido durante las 12 horas previas a la extracción.
  • No fumar. Se recomienda no fumar como mínimo durante una hora antes de tomar la muestra.
  • Evitar el stress. El paciente debe estar relajado. Durante los 15 minutos previos a la toma de la muestra no debe someterse a ninguna situación de stress ya que esto altera los niveles hormonales.
  • Medicación. En general, se puede tomar la medicación habitual. Si el estudio solicitado es el de hormonas o está relacionado con la tiroides, no se debe tomar medicamentos para tiroides antes de la extracción.
  • Rótulos. Se debe corroborar que los datos (nombre, apellido y código) de los rótulos le la muestra coincidan con los datos del paciente.

Orina. La orina es uno de los fluidos cuyo análisis aporta información rápida y económica. Su obtención es relativamente fácil, lo que hace que sea una prueba muy solicitada.

  • Recipiente. El recipiente en el que se recolecta la orina debe estar debidamente identificado, acompañado de la orden del médico que lo solicita.
  • Contaminación. Las muestras deben estar libres de contaminación fecal o de papel higiénico. Ante la posibilidad de contaminación con secreción vaginal o menstruación se recomienda taponar la vagina o posponer el estudio.
  • Medicación. Hay medicamentos que modifican el color y olor de la orina. Aunque esto no debe ser considerado anormal, se debe notificar al bioquímico.
  • Volumen. El volumen de orina necesario depende del número de pruebas solicitadas. Generalmente, es recomendable obtener un volumen de 15 cc.
  • Horario. La orina más concentrada es la de la mañana. Por tanto, si el análisis no es urgente, la primera orina de la mañana es la más adecuada. Se recomienda desechar el primer chorro y recoger la orina intermedia.

Heces. El estudio bacteriológico de las heces permite evidenciar la existencia de gérmenes no habituales.

  • Envase. El envase debe estar correctamente identificado, acompañado de la orden del médico que lo solicita.
  • Contaminación. Evitar la contaminación con orina y otras sustancias.
  • Medicación. Tomar las muestras preferiblemente antes de administrar cualquier antibiótico o antiséptico intestinal. En caso contrario, informar al bioquímico el tipo de antibiótico, la dosis y la hora de la última ingesta.
  • Cantidad. No llenar el envase demasiado.
  • Tiempo. Una vez obtenida la muestra se debe enviar al laboratorio en el rango de las 2 horas. Si no es posible, se debe conservar en heladera. Si un muestra pasa más de 5 horas en heladera puede arrojar falsos negativos.

Cabe aclarar que cada práctica tiene sus indicaciones particulares. Por ello, se recomienda comunicarse con el laboratorio para solicitar las recomendaciones específicas del estudio.

También es importante cerciorarse de que el laboratorio cuente con las acreditaciones técnicas y de gestión de calidad. En Argentina, el Organismo Argentino de Acreditación (OOA) es el responsable de las auditorias y la acreditación correspondiente a los laboratorios.