HPV
Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, 30 millones de personas padecen verrugas genitales. Las lesiones afectan tanto a hombres como a mujeres, sin distinción de grupo étnico o nivel socioeconómico. Son causadas por algunos tipos de HPV.

Las verrugas genitales son lesiones muy contagiosas que afectan tanto a hombres como a mujeres. Si una persona tiene relaciones sexuales con alguien que presenta verrugas genitales, el riesgo de contagio es mayor al 70%.  Inclusive el sexo oral puede contagiar verrugas genitales o lesiones por Virus del Papiloma Humano (HPV).

Se estima que el 70% de las mujeres que inicia sus relaciones sexuales adquiere una infección por HPV en los primeros 5 años. Las verrugas anogenitales  son una de las manifestaciones más frecuentes de esta infección. Predominan en jóvenes y la edad de mayor frecuencia es entre los 20 y los 29 años, con el mayor índice de prevalencia entre los 20 y 24, sin distinción de grupo étnico ni estado socioeconómico.

Muchas consultas, pocos tratamientos. En la última década hubo un claro aumento en la cantidad de consultas.  Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, 30 millones de personas padecen verrugas genitales.

Ninguno de los tratamientos disponibles actualmente -medicamentos, láser, escisión quirúrgica tradicional, criocirugía- logra que el HPV sea eliminado del organismo. Este es el motivo por el cual es HPV sigue latente y la posibilidad de verrugas recidivas es de aproximadamente el 40%.

Los pacientes afectados sienten que su calidad de vida disminuye considerablemente, con efectos negativos tanto a nivel sexual como social porque son visibles, molestas y muy contagiosas.

Cómo evitar el contagio. Los especialistas afirman que la mejor prevención es la vacuna cuadrivalente para el HPV, que otorga una protección mayor al 90% para el riesgo de contagio de las verrugas genitales (producidas por los tipos 6 y 11 del virus, en el 90% de los casos).

El mejor momento para vacunarse es antes del inicio de las relaciones sexuales. Sin embargo, es poco probable que una persona que haya iniciado relaciones esté infectada por los 4 tipos de HPV de los que protege la vacuna cuadrivalente. Por lo tanto, cualquiera está en condiciones de vacunarse, ya que la vacuna protege contra los 4 tipos más comunes.

Si una persona se encuentra ya infectada por alguno de ellos, la vacuna lo estaría protegiendo del resto. Inclusive aquellos que hayan sido tratados por alguna lesión vinculada al HPV pueden vacunarse para evitar el contagio de otras cepas del virus.