A través del programa “La Salud está en tus manos” la empresa Kimberly-Clark fomenta los buenos hábitos de higiene en el lugar de trabajo ayudando a mejorar la salud y el bienestar de las personas y destaca que el lavado de manos es la base de todas las intervenciones cotidianas por tanto mantenerlas limpias salva vidas y evita futuras infecciones y enfermedades, como también es un indicador de calidad que distingue la seguridad de los sistemas de salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el día 5 de mayo como el “Día Mundial del Lavado de Manos”, fundamentando que los gérmenes que contaminan las manos son los mayores causantes de diarreas, gripes y otras enfermedades mucho más graves, como la Hepatitis A. El lavado de manos es una medida de eficacia comprobada para la disminución de las infecciones asociadas al cuidado de la salud.

Entre las recomendaciones que se brindan para prevenir molestas afecciones y eliminar hasta el 99% de los microorganismos se deben seguir todos los días siete simples pasos: humedecer las manos con agua, aplicar jabón, refregar las manos de 20 a 30 segundos, utilizar agua para retirar el jabón, secar las manos con toallas de papel, tirar la toalla en el basurero y complementar el lavado con alcohol en spray. Asimismo, se recomienda toser y estornudar sobre un pañuelo de papel, y mantener los escritos de las escuelas y los lugares de trabajo limpios y desinfectados.