Ciertas sustancias presentes en el té verde logran disminuir los niveles de colesterol malo en sangre, luego de ser consumidas entre 3 y 24 semanas seguidas. Así lo demuestran las más recientes investigaciones realizadas en Estados Unidos.

Olivia Phung, farmacóloga de la Universidad Western de Ciencias de la Salud, dirigió la investigación que permitió concluir que el té verde, como infusión o en forma de cápsulas, disminuye el nivel de LDL (lipoproteína de baja densidad) mejor conocida como colesterol malo.

Sin embargo, el estudio no halló ninguna asociación entre este té y la cantidad de colesterol bueno (liproproteina de alta densidad) y triglicéridos.

El colesterol malo se adhiere a la pared de los vasos sanguíneos, formando placas que disminuyen el espacio por el cual circula la sangre y pueden, incluso, llegar a bloquearlo. Una alta cantidad de este compuesto es un fuerte factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, que constituyen la principal causa de muerte a nivel mundial.

La investigación, cuyas conclusiones fueron publicadas en el Journal of the American Dietetic Association, analizó la relación entre el té verde y la cantidad de grasas que circulan en sangre.

En total, los investigadores trabajaron con 1.415 participantes. Phung explicó que el té verde tiene una serie de compuestos, como las catequinas, que ejercen numerosos efectos positivos sobre la salud.

La especialista encontró que las catequinas que aporta el té verde, ya sea en forma de infusión o de cápsulas, disminuyen el nivel de colesterol malo en sangre al consumirlas entre 3 y 24 semanas seguidas.

Sin embargo, la cantidad de colesterol bueno y triglicéridos permaneció invariable, por lo cual la investigación concluyó el té verde no modifica su concentración en sangre.

Entre otros aspectos, las conclusiones dan cuenta de que té verde en forma de infusión es más efectivo que en cápsulas.
Phung advierte que pese a los beneficios, las personas que toman medicación para el colesterol no deben dejarla de lado, ni reemplazarla por té verde.

Fuente: Periodismo.com