Un estudio publicado en la revista PLOS Medicine reveló que la aplicación de acupuntura puede revertir estados depresivos serios en uno de cada tres casos a lo largo de un tratamiento de tres meses, y la postula como complemento cuando fallan otros tratamientos.

 

Acupuntura o psicoterapia

Lo que en principio no pareciera constituir una disyuntiva para quien requiere tratamiento para la depresión (no en casos extremadamente graves, valga la aclaración), es justamente lo que plantea un reciente estudio que sugiere que la técnica milenaria china que se basa en el uso de agujas que son aplicadas en lugares precisos del cuerpo para el alivio de distintas dolencias, ha demostrado ser aún más efectiva para el tratamiento de la depresión que enfoques psicoterapéuticos convencionales y que el counselling.

“Las personas que padecen depresión, que han tratado con distintas opciones dentro del campo de la medicina, y que todavía no han obtenido el beneficio que buscaban, deberían probar con la acupuntura o con el counselling, que son opciones que han demostrado ser clínicamente efectivas”, declaró el doctor Hugh MacPherson, investigador de la Universidad de York (Inglaterra) y principal autor del estudio en cuestión.

El doctor MacPherson y sus colegas acaban de publicar los resultados de su investigación clínica en la prestigiosa revista Plos Medicine, en la que concluyen que tanto el counselling como la acupuntura son capaces de revertir la depresión en una de cada tres personas, tras tres meses de tratamiento, aunque la acupuntura resultó ser ligeramente más efectiva. Sin ninguno de los dos tratamientos mencionados, sólo una de cada cinco personas puede considerarse recuperada a los tres meses. Los efectos positivos obtenidos se observaron inclusive a los tres meses de concluido el estudio.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores de la Universidad de York basaron su análisis en 755 personas con depresión de moderada a severa, que tras ser reclutadas para el estudio fueron divididas en tres grupos de observación: un grupo recibió 12 sesiones de acupuntura semanales; otro recibió sesiones de counselling, mientras que el tercer grupo recibió el tratamiento estándar (medicación antidepresiva y psicoterapia convencional). Al inicio del estudio, el 70% de los participantes tomaba antidepresivos; todos siguieron con su medicación durante el transcurso de la investigación.

Las escalas empleadas para evaluar la recuperación de los pacientes se inclinaron en favor de la acupuntura: para revertir la depresión en una persona con acupuntura se debe tratar en total a siete pacientes, mientras que para lograr lo mismo con el counselling se requieren diez pacientes. Lo importante del estudio, comentó el doctor Philip Muskin, psiquiatra del Centro Médico de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, es que “muestra que si uno no se siente completamente bien con el tratamiento que está recibiendo, hay otras opciones” que también pueden ser efectivas. Muskin advirtió que ni la acupuntura ni el counselling pueden reemplazar al uso de medicamentos antidepresivos.

Dos opciones complementarias

Pero, ¿qué es el counselling y qué lo diferencia de la psicoterapia? Según la definición de la Asociación Argentina de Counselors, se trata de un método que facilita un proceso de cambio en personas, parejas, familias y grupos, apuntando a la resolución de problemas, fomentando el desarrollo y la utilización del potencial de la persona, sin que esto implique una profunda reestructuración de la personalidad. Como abordaje, no procura cura de ninguna índole: “se corre del paradigma médico terapéutico, donde hay una persona a quien curar, es una disciplina que interviene en el área de la prevención y promoción del desarrollo humano, no actúa en campos donde ya existen otras profesiones que dispensan su atención a personas enfermas”, precisa la citada asociación.

En cuanto a la acupuntura, es mucho lo que se ha demostrado de sus efectos terapéuticos: que reduce el dolor y la inflamación característicos de la osteoartritis, que es de utilidad en el control de las adicciones y de las cefaleas tensionales, por ejemplo. ¿Cómo podemos definir la acupuntura? “Es la aplicación de pequeñas agujas metálicas en puntos específicos del cuerpo, que conectan con veinte canales o caminos virtuales por donde circula la energía vital, denominada por los chinos Qi”, describe el doctor Eduardo Jovenich, de la Asociación Argentina de Acupuntura.

“Claramente, la acupuntura es una nueva opción para el tratamiento de la depresión. Ésta es la primera evidencia de que la acupuntura realmente ayuda”, concluyó el doctor MacPherson.