Por: Fernando Beltramone
Especialista en Ginecología, Obstetricia, Medicina Reproductiva y Cirugía Video Asistida.

Clínica Privada Gallia

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es un trastorno ginecológico que afecta a entre el 6 y el 8% de las mujeres, causándoles importantes desbalances hormonales que en algunos casos pueden derivar en afecciones complejas.

Si bien existen casos más extremos, producto generalmente de una manifestación completa de esta afección, la mayoría de las mujeres con SOP presentan formas intermedias, con expresiones parciales del trastorno.

Cabe aclarar que el SOP no es considerado una enfermedad, es en realidad una condición principalmente hereditaria que predispone a potenciales problemas y que suele solucionarse y controlarse sin mayores dificultades con asistencia médica a tiempo.

¿Cómo se manifiesta el SOP?

En su expresión completa, el SOP puede generar las siguientes irregularidades:

Anovulación: ciclos típicamente irregulares, asociados -a veces- a períodos prolongados sin menstruación, lo que suele retrasar o impedir el logro del embarazo.

Exceso de andrógenos: son hormonas normalmente presentes en la mujer que tienen un equilibrio delicado. Si éstas se encuentran en niveles elevados, se presentan manifestaciones físicas indeseadas tales como aumento del vello o acné.

Obesidad: la obesidad no es necesariamente causada por el SOP, pero éste predispone a la mujer a una mayor dificultad para regular la grasa corporal, con la posibilidad de desarrollar diabetes. A su vez, los cuadros de obesidad ya existentes se ven sensiblemente empeorados ante este síndrome.

Infertilidad: se considera infertilidad a la imposibilidad de lograr embarazo luego de un año de relaciones sexuales. Ésto sucede porque, al no ovular la mujer, no hay óvulo que fertilizar para lograr el embarazo.

Causas del SOP

Pese a los grandes avances de la investigación médica, y tratándose de una de las afecciones más comunes entre las mujeres, las causas del SOP son aún parcialmente conocidas. Entre las más reconocidas, se ha identificado un patrón genético de herencia, conjuntamente con factores ambientales que predisponen al desarrollo de la patología.

Las pacientes con SOP acuden generalmente a la consulta médica por las manifestaciones externas (hirsutismo, acné, dificultad para bajar de peso), o por dificultades para concebir.

La historia natural de las pacientes que padecen esta afección muestra que con el tiempo, en aquellas que no recibieron adecuado tratamiento o seguimiento, pueden desarrollarse trastornos que comprometen mayormente su salud como diabetes tipo II, obesidad, o un franco aumento de patología cardiovascular luego de la menopausia (aterosclerosis, y mayor riesgo de infarto).

Tratamiento

Es muy importante que la mujer que crea presentar estos síntomas acuda a su médico, ya que la asistencia debe ser a largo plazo, conociendo que el SOP no es algo que se cura con un tratamiento sino que constituye una condición crónica que, bien tratada, suele evolucionar favorablemente.

Cuando el problema que se manifiesta es sólo la falta de ovulación, el tratamiento es sencillo y da buenos resultados.

La resistencia insulínica (que a menudo acompaña al SOP), en tanto, se controla sin mayores problemas con un programa que incluya dieta, ejercicio físico, y a menudo medicación para controlarla.

Cuando las pacientes han logrado embarazarse y consideran solucionado su problema, presentan mayor riesgo de desarrollar diabetes en el embarazo.

Por todo esto, las pacientes con SOP precisan un seguimiento adecuado y, a menudo, interdisciplinario.

Cinco preguntas frecuentes en torno al SOP

¿Es posible prevenir el Síndrome de Ovario Poliquístico? En general no. El SOP es una condición, una tendencia a un mayor riesgo de patologías con las que se nace. Por eso es importante identificar el problema y acompañar a la paciente en su asistencia.

¿A quiénes afecta más? No hay un patrón típico. Existen algunas diferencias porcentuales en estudios poblacionales, pero no hay una condición típica.

¿Qué porcentaje de los casos de infertilidad se deben al SOP? Aproximadamente el 40% de los casos de infertilidad se debe a problemas en la ovulación, ya sea como factor único, o en coexistencia con otros factores.

¿Qué porcentaje de las mujeres, en la práctica, lo detecta a tiempo por ir a una consulta médica oportuna? Esto es difícil de estimar porque no hay estadísticas poblacionales regionales, pero como las manifestaciones son, en general, molestas tanto socialmente (hirsutismo, acné), como familiarmente (infertilidad), la gran mayoría acude a la consulta.

¿Cuáles son los pasos a seguir ante señales de alerta? Acudir al ginecólogo (si es experto en endocrinología ginecológica o medicina reproductiva, mucho mejor), para entender y tratar el problema.