Es el nombre que se da a los medicamentos utilizados para combatir un retrovirus, como es el caso de VIH.