Pescados. Los pescados grasos, como el salmón, las sardinas o la caballa, son ricos en omega 3, esencial para aumentar la función cerebral y estimular la fuerza cognitiva y el estado de alerta.

Frutos rojos. Son ricos en antioxidantes y se cree que ayudan a crear conexiones entre las células cerebrales. Además, son considerados uno de los alimentos más sanos por su alto contenido en fibra, lo cual ayuda a estimular el sistema cardiovascular, así como también al cerebro.

Chocolate. Su variedad negra y amarga -con, al menos, 70% de cacao- cuenta con una gran cantidad de componentes que estimulan el cerebro. Además de ser rico en antioxidantes, y tener la cantidad justa de cafeína para mantener alerta, también aumenta la serotonina.

Especias. Especias como el curry son efectivas para eliminar proteínas que causan  daños cerebrales.

Brócoli. El brócoli y otros vegetales verdes -como las coles y el repollo- están llenos de antioxidantes como la vitamina C, además de tener componentes, llamados carotenoides, que protegen el cerebro.

Semillas. Algunas de ellas, como las del zapallo, contienen minerales como el zinc y el magnesio, que estimulan la mente.

Alimentos integrales. Llevar una dieta rica en alimentos integrales aumenta la función cognitiva. También tienen un alto contenido en ácido fólico y vitamina B12.

Palta. Conocida también como aguacate, este fruto es rico en vitamina E, un importante antioxidante que ayuda a mantener al cerebro saludable.

Té. Es una rica fuente de catequinas -antioxidantes-, que ayudan al cerebro. Por su alto contenido en cafeína, no es recomendable consumir más de tres tazas al día.

Agua. Los estudios demuestran que la gente bien hidratada obtiene mejores resultados en pruebas de poder cerebral que aquellos que no beben suficiente agua.

Fuente: MSN Salud