“Los adultos mayores con una sexualidad plena suelen sentirse satisfechos con su vida y su matrimonio”.

La gerontóloga Adrienne Jackson, de la Universidad de Florida, llegó a dicha conclusión luego de un estudio presentado en el encuentro anual de la Sociedad de Gerontología de América que tuvo lugar en Estados Unidos.

La especialista afirmó que su investigación ayudó a mejorar la comunicación y promover el desarrollo de enfoques más abiertos, para resolver los problemas de sexualidad que a veces se presentan en la tercera edad.

Jackson trabajó con 238 personas casadas de al menos 65 años de edad. En principio, analizó con qué frecuencia tenían relaciones sexuales al preguntarles cuántos encuentros sexuales tuvieron en el último año. A continuación, la experta evaluó mediante diversas preguntas cuán felices se sentían con su vida en general y con su matrimonio.

El 40% de los hombres y mujeres que no tenían actividad sexual se sentían felices con su vida pero casi el 60% de los que sí disfrutaban de hacer el amor experimentaban este bienestar.

Lo mismo sucedió con la satisfacción marital, ya que el 59% de quienes no tenían encuentros sexuales estaban contentos con su vida en pareja, pero el 80% de los que hacían el amor más de una vez por mes se consideraban felizmente casados.

Jackson concluyó que la frecuencia de la actividad sexual sirve para predecir si un adulto mayor está contento con su vida y con su matrimonio, ya que esta asociación beneficiosa se registró independientemente de la salud, el género y la situación financiera de los voluntarios.

Fuente: Periodismo.com