Cuando una persona siente una dolencia va a un médico, éste le formula un medicamento, la persona lo compra, lo toma y mitiga el dolor. Este circuito tan básico para algunos resulta simplemente imposible para millones de personas en el mundo.

En este panorama, la organización internacional Médicos Sin Fronteras creó hace algún tiempo una campaña denominada “pastillas contra el dolor ajeno” una forma solidaria de ayudar a quienes menos tienen en su lucha contra el dolor.

Es un sistema es tan simple como creativo. Las pastillas se venden como cualquier medicamento en las farmacias, las personas que se sienten identificadas y motivadas con la campaña las compran y ese dinero se destina para tratamientos de enfermos de bajos recursos.

La campaña se inició en España y contó con el apoyo de múltiples personalidades del mundo artístico. En la primera semana de campaña la web recibió más de 50 mil visitas. En 20 días de campaña se vendieron un millón y medio de unidades.

Las pastillas contra el dolor ajeno están ya entre los 10 medicamentos más vendidos en las farmacias españolas.

Unas 15 mil farmacias adheridas, 652 mil visitas a la web, mas de 150 mil referencias en webs, blogs, y foros, 472 mil videos vistos, 37 mil comentarios en el sitio, 106 mil fans en Facebook, más de 4 mil seguidores en Twitter, más de 500 medios de comunicación que la han reproducido, y cerca de un millón y medio de Euros recaudados, la posicionan como una de las campañas más exitosas.