El Síndrome Urémico Hemolítico suele ser la enfermedad renal que más afecta a niños menores de diez años ocasionado por una variedad de la bacteria Eschericia Coli que, en la mayoría de los casos, ingresa al organismo a través de la ingesta de agua o alimentos inadecuadamente preparados.

La prevención de esta enfermedad requiere de sencillas normas de higiene aplicadas de manera constante. Para ello se recomienda tener en cuenta algunos tips a la hora de preparar las comidas, como cocinar bien la carne, dado que la bacteria Eschericia Coli muere a los 72,2 ºC durante dos minutos y esta temperatura debe llegar de manera uniforme a todo el alimento; descongelar bien las carnes antes de cocinarlas y siempre dentro de la heladera o microondas y nunca a temperatura ambiente; evitar el contacto entre la carne y otros alimentos, como verduras, frutas, fiambres, etc.

Además, es de utilidad para la prevención de ésta y otras enfermedades renales no alimentar a las mascotas con carne cruda y, en verano, evitar bañarse en natatorios que no estén habilitados. Además lavar adecuadamente todos los alimentos, especialmente frutas y verduras crudas; elaborar jugos con agua potable; preparar en forma higiénica las mamaderas y tirar los restos de leche; evitar consumir productos sin rótulo o de elaboración casera de dudosa fuente; no cortar la cadena de frío de los productos y utilizar leche y lácteos pasteurizados.

En el caso de los adultos, particularmente los riñones de los ancianos son más vulnerables, dado que la función renal y su reserva funcional van disminuyendo con los años. El uso de medicamentos tóxicos para el riñón de manera indiscriminada, particularmente antiinflamatorios no esteroides. Puede ser una causa importante de falla del riñón, que no es detectada por el paciente dado que el compromiso renal no provoca síntomas hasta muy avanzada la enfermedad.

Acerca del Día Mundial del Riñón:
Desde el año 2006, el segundo jueves de marzo de cada año se celebra el Día Mundial del Riñón, organizado conjuntamente por la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF).

Fuente: Hospital Italiano de Buenos Aires