Con más de 100 pacientes que evidencian un buen perfil de seguridad, cladribina comprimidos se presenta como una alternativa para los miles de argentinos que sufren esta enfermedad. 

A un año de su lanzamiento en la Argentina, especialistas reunidos en Córdoba destacaron los resultados observados en términos de perfil de seguridad de una novedosa medicación de toma oral para el tratamiento de personas adultas con esclerosis múltiple recurrente muy activa, definida mediante características clínicas o de imagen.

Más de 100 pacientes argentinos a la fecha están siendo tratados con la nueva droga, denominada cladribina (10 mg comprimidos), que representa la primera terapia oral de corta duración, ya que posee un esquema de administración simplificado en el que se indica solo por un máximo de 10 días por año durante 2 años. Confirma su eficacia clínica sostenida, la evaluación de la disminución de la actividad de la enfermedad reflejada en menores niveles de progresión de la discapacidad y de la tasa anualizada de brotes, así como en estudios de resonancia magnética.

La Dra. Alejandra Bacile, médica neuróloga Directora del Instituto de Neurociencias Córdoba, indicó que si bien se conocía la efectividad de la nueva droga “a través de su mecanismo de acción en lo que respecta a la reconstrucción inmunológica, la traducción clínica y la mejoría de los pacientes viene siendo óptima; ha sido un muy buena experiencia hasta el momento, con resultados de eficacia a los primeros seis meses de tratamiento que no esperaba, absolutamente acorde a las publicaciones y estudios clínicos publicados”.

Sobre la esclerosis múltiple

Se estima que entre de 9 mil y 12 mil argentinos padecen esclerosis múltiple, una enfermedad crónica e inflamatoria del sistema nervioso central, que pertenece a la categoría de las Enfermedades Poco Frecuentes (EPoF) por presentar una incidencia inferior a 1 caso por cada 2 mil habitantes. En su forma más frecuente, EM Remitente Recurrente (80% de los casos) se manifiesta a través de ‘brotes’ o recaídas transitorias con síntomas como visión borrosa, visión doble, entumecimiento u hormigueo en brazos o piernas y trastornos motrices o de coordinación, entre otros síntomas, episodios que potencialmente pueden ir dejando secuelas permanentes.

Es la afección neurológica discapacitante no traumática más común en adultos jóvenes. Suele presentarse entre los 20 y 40 años en una proporción de 3 mujeres por cada varón y constituye no solo un problema médico para el paciente y su entorno, sino una verdadera contrariedad a nivel socio-económico, ya que afecta a personas en pleno desarrollo de sus actividades económicas, laborales, sociales y de planificación familiar.

El Dr. Refik Pul, especialista del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Essen de Alemania y uno de los médicos que más pacientes ha tratado con este nuevo método, oincidió con otro disertantes en que la terapia con cladribina comprimidos viene a cubrir necesidades insatisfechas en los pacientes con esclerosis múltiple muy activa. Destacó también que, entre otros beneficios, le permite a mujeres jóvenes con diagnóstico de la enfermedad y deseo de ser madres, poder planificar un embarazo, ya que por su esquema de administración el paciente pasa períodos de tiempo prolongados sin recibir la medicación. 

Tratamiento simplificado

Cladribina comprimidos es una terapia de reconstitución inmuno-selectiva que simplifica la administración del tratamiento, ya que se trata de dos cursos anuales cortos de comprimidos con un máximo de 20 días de tratamiento durante dos años. Por su mecanismo de acción, actúa sobre los linfocitos B y T, seguida de un patrón definido de reconstitución inmunológica, sin supresión continua del sistema inmune. 

Los eventos adversos más relevantes fueron linfopenia y herpes zóster. El recuento de linfocitos debe evaluarse antes y durante el tratamiento con cladribina comprimidos. Cladribina comprimidos está contraindicada en determinados grupos de pacientes, incluyendo los inmunocomprometidos y las mujeres embarazadas.

“Celebramos haber cumplido nuestro primer año en la Argentina con la posibilidad de ofrecerle a los pacientes con esclerosis múltiple esta novedosa alternativa terapéutica con un esquema muy amigable de administración, lo que seguramente contribuye a una mayor adherencia al tratamiento y a la obtención de mejores resultados”, sostuvo el Dr. Cristian Von Schulz, Managing Director de Merck Argentina.

Además de Argentina, a la fecha cuentan con la disponibilidad de cladribina 10 mg comprimidos todos los países de Europa, conjuntamente con Noruega, Liechtenstein e Islandia, Estados Unidos, Canadá, Australia, Chile e Israel.