Se realiza durante este mes en todo el país. En Córdoba participan varias instituciones. Los turnos para consultas sin cargo se solicitan hasta el viernes 11.

La Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) junto a otras entidades públicas y privadas llevan a cabo este mes en todo el país la campaña de detección gratuita y concientización sobre psoriasis enfermedad inflamatoria, crónica y no contagiosa que impacta en la calidad de vida de manera significativa.
Para detectar y tratar mejor esta patología, diversos centros públicos y privados de Córdoba se suman a la campaña que recepta turnos hasta el viernes 11 del corriente.

Quienes identifiquen tener síntomas de la enfermedad podrán solicitar un turno gratuito con un médico dermatólogo especializado ingresando a www.pedirturno.com.ar o vía telefónica, de 9 a 14, llamando al 0800-220-0082. La atención efectiva se realizará del 21 de octubre al 1° de noviembre inclusive.
Se realiza en esta época con motivo de celebrarse el Día Mundial de la Lucha contra la Psoriasis el próximo 29 de octubre.

Para una mejor calidad de vida

La dermatóloga Ana Burghini, especialista de la provincia de Córdoba, explica que el objetivo de la campaña es concientizar y que las personas estén informadas sobre la enfermedad y así lograr un diagnóstico temprano que permita, con un tratamiento adecuado, mejorar la calidad de vida del paciente en el menor tiempo posible.
«Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica que afecta al 3% de la población, aproximadamente. Impacta fundamentalmente en la calidad de vida de la gente que la padece por diversos motivos», agrega Burghini. La especialista añade que «es una enfermedad sistémica, es decir que no se trata sólo de la piel, ya que se ha demostrado que tiene muchas asociaciones; además, puede afectar las articulaciones y estaríamos en presencia de una artritis psoriásica».
Gracias a los avances de la ciencia, los diagnósticos pueden ser mucho más tempranos y mejorar así la calidad de vida mucho más rápido.


Hoy existen tratamientos nuevos para casos muy severos que han resultado muy eficaces.
Burghini advierte que «en este tipo de enfermedades está muy presente la automedicación, es muy común que se formen grupos de pacientes y se recomienden medicaciones que en muchos casos, antes de administrarlas, es requerido un estudio previo, por lo que puede ser perjudicial iniciar con una medicación que no haya sido prescripta por un médico».

Síntomas

La psoriasis se presenta como placas o manchas rojizas cubiertas de escamas blancas, que son las que afectan permanentemente al paciente y a la estética. Puede aparecer en distintas partes del cuerpo, como manos, tórax y zonas genitales, por lo que puede afectar la intimidad
«Lo más importante es el compromiso sistémico, hay todo un síndrome inflamatorio a estudiar. Muchas veces este compromiso articular (artritis psoriásica) puede presentarse años antes sin lesiones en la piel o posteriormente a las lesiones, que es lo más común en los adultos», subraya la especialista.
Es una enfermedad con distintas formas clínicas que no presenta dolor, pero sí puede presentar en muchos casos prurito (picazón) y afectar cualquier parte del cuerpo, incluyendo las uñas con lesiones muy específicas en esos casos. Las zonas más comunes que suelen ser afectadas son codos, rodillas con placas de piel gruesa y escamas muy blancas.


Para la dermatóloga, es muy importante estar informados sobre esta enfermedad ya que puede afectar tanto a niños como adultos.
En ocasiones puede confundirse con otro tipo de patologías con sintomatología parecida, como lo es el brote de manchas, por lo que los especialistas resaltan la importancia de acudir a un médico dermatólogo y consultar ni bien aparecen los síntomas, para lograr un diagnóstico temprano y comenzar el tratamiento correspondiente, ya que al avanzar la enfermedad se ve deteriorada la calidad de vida del paciente.

Edades y tratamientos

No hay un rango de edad específico en el que pueda manifestarse esta enfermedad. Es más frecuente en adultos de edad media (entre 30 y 50 años) pero los especialistas aseguran que es muy importante tener en cuenta que puede presentarse a cualquier edad, incluso en la niñez.
Los tratamientos varían según el caso, en primera instancia es necesario constatar si se trata de una psoriasis leve o severa. En base a eso se procede a la designación de un tratamiento que puede ser desde local con cremas, emolientes, lociones, hasta métodos que incluyen medicación sistémica ya sea vía oral, vacunas subcutáneas, etc.
«Si bien es una enfermedad de la piel, algunos casos requieren un tratamiento acompañado por psicólogos e incluso nutricionistas», dice Burghini.
Existen diversos factores que pueden ocasionarla, ya sean genéticos, ambientales, psicosomáticos; también pueden influir el estrés y la obesidad, pero no presenta riesgos de contagio. Generalmente se produce por un proceso “autoinflamatorio”, algo que el organismo está desencadenando, que sería una gran inflamación.

Al respecto, la dermatóloga Ana Burghini aconseja “no dejarse llevar por consejos de grupos cerrados que no sean administrados por médicos. Concurrir a médicos entrenados, que han estudiado específicamente esta enfermedad. Y no quedarse con dudas. Es fundamental que el paciente se sienta cómodo con el médico que elija.”