Especialistas de Clínica y Maternidad del Sol ven con preocupación el sufrimiento que ocasiona la endometriosis, una enfermedad crónica que afecta entre el 5 y el 17 por ciento de la población femenina en todo el mundo y al 10 por ciento de las argentinas.

Según las últimas investigaciones realizadas a nivel mundial, la detección certera de esta enfermedad demora entre 5 y 7 años, y cuando se logra ya ha generado serías secuelas como el dolor pelviano crónico o, la más temida, infertilidad.

Un estudio realizado por la Sociedad Argentina de Endometriosis (SAE) indica que sólo el 10% de los ginecólogos la tienen en cuenta y que el 65 por ciento piensa que el dolor es normal o lo asocia con síntomas propios de otras patologías. A esto se suma que su diagnóstico se consigue a través de una laparoscopia, por lo tanto hay obras sociales y hospitales públicos que no la contemplan.

“Aunque la medicina ha avanzado mucho en su tratamiento, sigue siendo una enfermedad enigmática y es necesario informar más a la población femenina para favorecer su detección temprana”, dice Ricardo Espósito, director médico de la Clínica. Y agrega: “El sufrimiento que ocasiona supone un severo trastorno para la mujer durante los mejores años de su vida. No sólo la afecta físicamente sino también en lo que respecta a su desarrollo familiar, laboral y social”.

¿Qué es la endometriosis?

“El útero está recubierto de tejido endometrial. La endometriosis se produce cuando ese tejido crece fuera del útero y se ubica principalmente en los ovarios, el peritoneo y el tabique recto-vaginal; pero también puede encontrarse en el diafragma, la vejiga, el intestino, el ombligo, la pared del abdomen, la fosa nasal, la pleura y el pericardio, entre otras regiones”, explica Matilde Quaranta, jefa del Servicio de Ginecóloga de la Clínica y Maternidad del Sol.

Se trata de una enfermedad hormono dependiente, ya que los estrógenos estimulan su desarrollo, y  se produce como consecuencia de una menstruación retrógrada: se implantan focos de células y tejido endometrial en la superficie del peritoneo provocando una respuesta inflamatoria.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de la endometriosis están directamente relacionados con el dolor pélvico crónico, ladismenorrea (menstruación dolorosa), en un 50-90% de los casos, y la dispareunia (dolor durante la relación sexual).

En ocasiones se superponen con los síntomas de otras enfermedades ginecológicas, como la enfermedad inflamatoria pélvica (EPI), adherencias pélvicas, tumores quísticos del ovario, entre otras. Y también con enfermedades y factores no ginecológicos (síndrome del colon irritable, enfermedad intestinal inflamatoria, cistitis intersticial, dolor míofascial, depresión y antecedentes de abuso sexual). Todo esto hace que su diagnóstico sea más difícil.

Causa de infertilidad

Entre un 30 % a un 50 % de las mujeres con endometriosis pueden experimentar infertilidad. La endometriosis puede influir en la fertilidad de varias maneras: distorsiona la anatomía de la pelvis, produce adherencias, deja cicatrices en las trompas de Falopio, causa inflamación en las estructuras de la pelvis, altera el funcionamiento del sistema inmunológico, cambia el entorno hormonal de los óvulos, perjudica la implantación del embarazo y altera la calidad del óvulo.