La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) dificulta la respiración. La tos, acompañada de expectoración, suele ser el primer signo. La bronquitos crónica y el efisema  son EPOC comunes.
Las vías respiratorias se ramifican dentro de los pulmones como un árbol al revés. En el extremo de cada rama hay pequeñas bolsas de aire parecidas a un globo. En las personas sanas, tanto las vías respiratorias como los sacos de aire son extensibles y elásticos. Cuando inhala, las bolsitas de aire se llenan como si fueran pequeños globos. El globo se desinfla al exhalar. En la EPOC, las vías respiratorias y las bolsitas de aire pierden su forma y se hacen flexibles, como un elástico estirado.
Clic AQUÍ para leer más.