Coronavirus, Consejos de la OMS sobre viajes internacionales

0
288

El 31 de diciembre de 2019 se notificó una serie de casos de neumonía de etiología desconocida en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, China. El 9 de enero, las autoridades chinas informaron a los medios de comunicación que la causa de esa neumonía viral era, en principio, un nuevo tipo de coronavirus diferente a cualquier otro coronavirus conocido en humanos hasta la fecha. Los coronavirus son una gran familia de virus que provocan enfermedades respiratorias: desde un resfriado común hasta el síndrome respiratorio de Oriente Medio y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

Los signos y síntomas clínicos que se manifiestan en esos pacientes son, principalmente, fiebre y, en algunos casos, disnea e infiltrados en ambos pulmones observables en las radiografías de tórax. Algunos de esos pacientes trabajan como comerciantes o vendedores en el mercado de pescados y mariscos de Huanan. A partir de la información de la que se dispone en estos momentos y de las investigaciones preliminares, parece que la infección no se transmite de forma importante de persona a persona y que no ha afectado a ningún trabajador sanitario. Es necesario obtener más información para comprender mejor el modo en que se transmite este nuevo virus y las manifestaciones clínicas de la enfermedad que provoca. Por el momento, se desconoce su origen.

3. Viajeros internacionales: precauciones prácticas ordinarias

Aunque la causa de la neumonía parece ser un nuevo coronavirus, todavía se desconoce su potencial y modos de transmisión. Se recomiendan, por lo tanto, las siguientes medidas de precaución para reducir el riesgo general de contraer o contagiar una infección respiratoria aguda al viajar a zonas afectadas (actualmente la ciudad de Wuhan) o al salir de ellas:

  • evitar el contacto directo con personas que padezcan infecciones respiratorias agudas;
  • lavarse las manos frecuentemente, especialmente después del contacto directo con personas enfermas o su entorno;
  • evitar el contacto directo con animales de granja o animales salvajes, vivos o muertos;
  • las personas con síntomas de una infección respiratoria aguda deberían tomar las siguientes precauciones: mantener cierta distancia con los demás, cubrirse la nariz y la boca con pañuelos desechables o ropa al estornudar o toser y lavarse las manos;

A través de centros de salud para viajeros, agencias de viajes, operadores de transporte y puntos de entrada, los profesionales sanitarios y las autoridades de salud pública deben ofrecer información a los viajeros para reducir el riesgo general de que se produzcan infecciones respiratorias agudas.

Si una persona a bordo de un avión o un barco presenta signos o síntomas de una infección respiratoria aguda, se utilizará el modelo de Declaración Marítima de Sanidad (anexo 8 del RSI) o la Parte sanitaria de la Declaración General de Aeronave (anexo 9 del RSI) para registrar la información sanitaria a bordo y presentarla en el punto de entrada a las autoridades sanitarias, si así lo requiere un Estado Parte.

En caso de que se constante algún caso de enfermedad a bordo, pueden utilizarse también los formularios de salud pública para localizar a los pasajeros. Se trata de formularios muy útiles para recopilar información de contacto de los pasajeros que servirá, en caso necesario, para hacer un seguimiento posterior de estos. Además, deberá invitarse a los viajeros a notificar su estado en caso de que se encuentren enfermos. El personal de cabina deberá seguir los procedimientos operacionales recomendados por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) en lo relativo a la gestión de posibles enfermedades transmisibles a bordo de una aeronave.

2. Tráfico internacional: no se recomiendan restricciones

La ciudad de Wuhan es un importante centro de transporte nacional e internacional. Actualmente no se han notificado casos fuera de la ciudad. Teniendo en cuenta el movimiento de su población tan numerosa, el cual aumentará previsiblemente de forma notable durante el Año Nuevo chino en la última semana de enero, se ha agravado el riesgo de que se produzcan más casos en otros lugares.

La OMS no recomienda adoptar ninguna medida de salud específica para las personas que viajan. Por lo general, el reconocimiento médico de viajeros en los puntos de entrada ofrece pocos beneficios y requiere muchos recursos. Con todo, la OMS recomienda a las personas que viajan y desarrollan síntomas respiratorios, antes, durante o después del viaje, que soliciten atención médica y expliquen al profesional sanitario el trayecto que han realizado. A la luz de la información disponible en relación con este evento, la OMS desaconseja aplicar restricciones a los viajes a China o al comercio con este país.

Como se establece en el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) (2005), los países deberán velar por que:

  • se apliquen medidas rutinarias y se disponga de personal capacitado, espacio apropiado y un equipo adecuado en los puntos de entrada, para evaluar y gestionar los casos de viajeros con enfermedades detectadas antes del viaje, a bordo de medios de transporte (como aviones y barcos) y a la llegada a los puntos de entrada;
  • se apliquen procedimientos y medidas para el intercambio de información sobre viajeros enfermos entre los medios de transporte y los puntos de entrada, y entre los puntos de entrada y las autoridades nacionales de salud;
  • se organice el transporte seguro de viajeros con síntomas a hospitales o centros especiales para su evaluación clínica y tratamiento;
  • haya un plan de contingencias funcional para emergencias de salud pública en los puntos de entrada, con el que responder a sucesos de esa índole.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.