Es el término empleado para describir la presión arterial alta.