La directora de la Organización Panamericana de la Salud, Mirta Roses, y el director regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, Bernt Aasen, se reunieron para explorar las posibilidades de trabajar en conjunto temas vinculados a la salud materna e infantil.

En América Latina y el Caribe los indicadores de salud de mujeres y niños revelan una situación desfavorable con respecto a los que se pueden alcanzar hoy con los conocimientos y recursos disponibles.

En la región, mueren cada año 9500 madres y 160 mil recién nacidos por causas prevenibles. A pesar que la transmisión materna infantil de enfermedades como el VIH y la sífilis congénita son situaciones prevenibles, ambas continúan representando un grave problema de salud pública.

Los resultados están marcados por las desigualdades que caracterizan a la región como la más inequitativa del mundo. La mortalidad materna, la neonatal y la infantil son más altas en las familias que viven en condiciones de pobreza, tienen menos educación, viven en zonas rurales o pertenecen a grupos indígenas y afrodescendientes.

El programa de trabajo colaborativo entre ambas instituciones se concentra en las siguientes áreas de trabajo:

1.  Cooperar con los países de América Latina y el Caribe para la implementación de las recomendaciones de la Comisión sobre Información y Rendición de Cuentas en Salud de las Mujeres y los Niños.

2.  Colaborar en la implementación de la estrategia de desarrollo infantil temprano, para que niños y niñas alcancen su mayor potencial de salud física, intelectual y emocional.

3.  Fortalecer la implementación de la Iniciativa Regional para la eliminación de la transmisión maternoinfantil de VIH y sífilis congénita en América Latina y el Caribe.

4.  Convocar a los países a poner en práctica los principios fundamentales de la Declaración Ministerial de la Ciudad de México “Prevenir con Educación”, para asegurar el acceso de los jóvenes a  una educación integral en sexualidad y servicios de salud sexual y reproductiva de calidad, como parte de los esfuerzos para la prevención del VIH.