Cerca de 200 expertos de América Latina se darán cita en Cancún del 20 al 22 de abril para participar en la III Reunión Latinoamericana: Opciones en anticoncepción organizada por la compañía farmacéutica MSD.

Algunos de los temas sobre los que debatirán los asistentes son: evolución de la anticoncepción hormonal; consejería médica en la elección de la anticoncepción y anticoncepción reversible de larga duración, entre otros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que unos 200 millones de parejas que viven en países en desarrollo y que desean posponer o detener la procreación no utilizan ningún método anticonceptivo.

En América del Sur, la falta de acceso a métodos anticonceptivos adecuados hace que seis de cada diez embarazos no hayan sido buscados. Ésto se debe al acceso limitado por parte de los jóvenes, a la oposición por razones culturales religiosas, y a las barreras de género.

La consejería sexual y reproductiva, por su parte, puede proporcionar a las mujeres herramientas que les permitan evitar embarazos no deseados y su frecuente consecuencia, los abortos provocados (que se realizan en aproximadamente la mitad de los embarazos no buscados) y los riesgos para la salud de la mujer que éstos conllevan.

Un estudio reciente financiado por MSD, en distintos países de Europa, demostró el importante papel de orientación que tiene el médico o profesional de la salud, para ayudar a las mujeres que están buscando un anticonceptivo a comprender las opciones disponibles a fin de  que puedan elegir el método anticonceptivo más adecuado a sus necesidades individuales.

El estudio CHOICE, siglas en inglés para Investigación de Salud Anticonceptiva de Experiencia con Elección Informada, fue diseñado para evaluar las elecciones anticonceptivas en las mujeres antes y después de la información y consejería médica, lo cual demostró un incremento en la satisfacción de las usuarias cuando el método cubre mejor sus necesidades y estilo de vida.

Anticoncepción reversible de larga duración. A pesar de la mayor disponibilidad de métodos anticonceptivos, los embarazos no deseados siguen siendo un alarmante problema de salud pública global. Una de las estrategias propuestas para reducir la tasa de embarazos no deseados es el uso de métodos anticonceptivos reversibles de larga duración (LARC, según sus siglas en inglés), que han demostrado ser mucho más efectivos que otros.

En la próxima década, se estima que tres millones de mujeres morirán por complicaciones del embarazo y del parto. Favorecer la planificación familiar es uno de los objetivos del programa para mamás, que lleva adelante la farmacéutica MSD en consonancia con los Objetivos del Milenio postulados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

MSD junto con la ONU y sus asociados, se ha comprometido a reducir la tasa de mortalidad materna en un 75% y crear un acceso universal a la salud reproductiva.

La mayoría de los fallecimientos asociados con la mortalidad materna se pueden prevenir. El programa se enfocará en las dos causas principales de mortalidad materna: sangrado excesivo y no controlado después del parto, conocido como hemorragia postparto, y la presión arterial alta que amenaza la vida durante el embarazo, conocida como preclampsia.

También hará hincapié en la planificación familiar, que juega un papel importante en la reducción de la mortalidad materna.