A 20 días de despedir al verano arrancó el operativo de distribución de vacunas antigripales destinadas a todas las provincias argentinas, una estrategia de inmunizaciones que tiene por objetivo prevenir las enfermedades respiratorias antes de la llegada del invierno.

El Ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, fue el primero en vacunarse. “Las inmunizaciones son una política de Estado del Gobierno nacional y, siguiendo las instrucciones de la Presidenta de la Nación, por tercer año consecutivo las vacunas para prevenir la gripe ya están en el país”, dijo.

El funcionario precisó que el Estado nacional compró 7 millones de dosis y que ya se han distribuido más de 1 millón de ellas, destinadas a adultos y niños, en todo el territorio nacional. “Esperamos que la gente concurra a vacunarse, fundamentalmente los grupos de riesgo”, agregó.

Los grupos de riesgo incluyen:

  • Embarazadas en cualquier momento de gestación
  • Personal de salud
  • Madres de bebés menores de 6 meses
  • Niños de entre 6 y 24 meses
  • Adultos mayores de 65 años
  • Pacientes con enfermedades de base (diabéticos, obesos, personas con problemas cardíacos o pacientes oncológicos).

El virus de la gripe circula mayormente en invierno y la inmunidad de la vacuna se desarrolla aproximadamente entre 15 y 20 días. “Es importante que, cuanto antes, concurran a los centros de vacunación para así tener un invierno como los dos anteriores, donde tuvimos muy baja circulación viral y muy pocos enfermos”, dijo Manzur.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) este año van a circular tres cepas de gripe: dos de Influenza A (H1N1 y H3N2) y la de Influenza B (que son las que incluye la vacuna que se está distribuyendo).

El ministro afirmó que el objetivo es llegar al invierno con una cobertura mayor al 80%, una meta que fue superada en los años anteriores.

Incorporación al calendario y disminución de la circulación viral
De acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CONAIN), la vacuna fue incorporada al Calendario Nacional de Vacunación a partir de 2011 para reducir las complicaciones y la mortalidad por gripe en el país, tras la estrategia de inmunización que el Ministerio de Salud de la Nación implementó en 2010, y que logró una cobertura del 93,4%, permitiendo disminuir la circulación del virus A (H1N1) que produjera la pandemia de Influenza de 2009.

Según el Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (PRONACEI) del Ministerio de Salud de la Nación y el sistema de vigilancia epidemiológica de la cartera sanitaria, la política de inmunización sostenida contra la gripe durante 2010 y 2011 produjo un impacto positivo que permitió registrar una drástica disminución en la notificación de casos de Influenza.

Este panorama fue, en gran medida, producto de las altas coberturas de vacunación antigripal que en 2011 alcanzaron al 88% de la población de riesgo de todo el país. Los grupos de personas con enfermedades preexistentes, el personal de salud y las embarazadas fueron los que lograron mayor cobertura en 2011.

Coberturas de vacunación 2011 por grupo de riesgo
De los 7 millones de dosis de vacuna antigripal trivalente que adquirió el Estado nacional para la temporada 2012, a la fecha se encuentran distribuidas un total de 993.280 en las distintas jurisdicciones del país. De ellas, 626.350 corresponden a dosis para adultos y otras 366.930 son pediátricas, habiéndose iniciado la distribución de las mismas entre todas las provincias.

Uno de los desafíos que Argentina enfrenta para 2012 es inmunizar con dos dosis -en caso de ser la primera vez que se vacunen- a todos los niños y niñas comprendidos entre los 6 y los 24 meses.

Desde el Gobierno nacional se ha asegurado la provisión en tiempo y forma, por lo que la cartera sanitaria nacional solicita al personal de Salud que contribuya con la indicación de la misma y se sume a la promoción de la vacunación, que es un derecho de todos aquellos que integran los grupos de riesgo.

¿Quiénes y cuándo deben vacunarse?
“Es importante vacunarse lo antes posible, pero quien no se vacune ahora, tiene que hacerlo inclusive durante el invierno, ya que en Argentina el año pasado el virus circuló hasta noviembre”, indicó Carla Vizzotti, responsable del PRONACEI.

Vizzotto enfatizó en la importancia de saber que aunque la vacuna es la misma del año pasado, la vacunación debe ser anual porque los anticuerpos que genera no duran más de un año.

La población objetivo para este año está conformada por los trabajadores de la salud, embarazadas en cualquier trimestre de la gestación, madres con niños de hasta 6 meses, menores entre los 6 meses y los 2 años (independientemente de los factores de riesgo) y adultos mayores a partir de los 65 años que no cuenten con cobertura social.

También serán inmunizadas las personas comprendidas entre los 2 y los 64 años (inclusive) sin cobertura social, que padezcan enfermedades respiratorias o cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (como infección por VIH), pacientes oncohematológicos y trasplantados, obesos y diabéticos, entre otros.

Para recibir la vacuna antigripal, quienes estén incluidos en este grupo deberán presentar orden médica.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación