“El uso nocivo de bebidas alcohólicas y el consumo de otras sustancias psicoactivas constituyen un grave problema social y de salud pública en el mundo y en nuestro país en particular, con importantes consecuencias negativas que trascienden el ámbito de la salud individual y repercuten en la familia y la comunidad”, expresó el ministro de Salud, Juan Manzur.

El Programa Nacional de Prevención y Lucha contra el consumo excesivo de Alcohol (PNPA), dependiente de la cartera sanitaria nacional, fue creado en 2010 con el objetivo de disminuir la tolerancia social frente al uso excesivo de alcohol, en especial en el público joven, que es el que más inconvenientes presenta al momento de realizar un consumo responsable de esta sustancia.

En este sentido, el PNPA trabaja con el concepto “Cuidate de los excesos”, y brinda consejos y asesoramiento para actuar en los momentos en que existen casos de abuso de alcohol.

Durante el mes de diciembre, en ocasión de los festejos de Navidad y Año Nuevo, el Programa refuerza la apuesta a través de una campaña acerca del consumo moderado y responsable de alcohol, haciendo hincapié en el compromiso que debe tener tanto la persona que toma como la que lo acompaña, para prevenir accidentes, actos violentos y problemas más graves, como un coma etílico o una muerte prematura.

El PNPA elaboró una serie de recomendaciones, destinadas particularmente a los jóvenes, en las que brinda consejos para aquellos que consuman alcohol y para sus acompañantes, a la vez que recuerda los derechos respecto de la adicción a las sustancias psicoactivas.

Si alguien va a tomar:

  • Debe comer siempre algo antes de empezar.
  • El alcohol deshidrata, por eso es importante tomar agua al mismo tiempo. La última bebida que se ingiera antes de dormir debe ser agua o jugo. Esto ayuda a tener menos resaca.
  • No mezclar alcohol con drogas. Esto aumenta el riesgo cardíaco y la deshidratación.
  • No mezclar alcohol con potenciadores sexuales. Esto puede disminuir el efecto eréctil de la droga y producir un paro cardíaco o infarto cerebral.
  • Hay que tener en cuenta que el alcohol reduce la potencia sexual.
  • Si se tiene problemas de salud –diabetes, hepatitis, asma-, se está medicado o se sufre del corazón, se debe evitar tomar alcohol.
  • Si se está embarazada, o al cuidado de niños, no se debe tomar alcohol

 Si alguien tomó de más:

  • No debe manejar.
  • Llevarlo a un lugar tranquilo y ventilado.
  • Si se descompuso o se desmayó, ponerlo de costado para que no se ahogue si vomita.
  • Aflojarle la ropa, abrigarlo.
  • No dejarlo solo.
  • Darle mucha agua.
  • Si está muy mal, llamar a emergencias.

 Todo usuario de alcohol y otras drogas tiene derecho a:

  • Recibir asistencia integral y personalizada en cualquier centro de salud.
  • Ser atendido sin discriminación y con el máximo respeto.
  • Que se mantenga la confidencialidad de toda información relacionada a la consulta.
  • Recibir información veraz y comprensible sobre la consulta y las alternativas terapéuticas.

Los interesados en ampliar la información o realizar consultas, pueden comunicarse con el PNPA al (011) 4379-9162, o por correo electrónico a prevencionalcohol@msal.gov.ar