Tras una larga lucha de las asociaciones que trabajan en la problemática que afecta a cerca de 500 mil argentinos, las necesidades de los pacientes celíacos son ya un derecho. La Presidenta Cristina Fernández reglamentó la Ley N° 26.588,  que garantiza a los celíacos mejores estándares de calidad alimentaria y el acceso a un diagnóstico oportuno.

La ley declara de interés nacional la atención médica de la enfermedad celíaca, al igual que la investigación clínica y epidemiológica; la capacitación profesional en la detección temprana, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad; y la difusión y el acceso a los alimentos libres de gluten.

La Presidenta firmó la reglamentación de la norma en una audiencia que mantuvo en su despacho con la presidenta y la vicepresidenta de la Asociación Celíaca Argentina, Silvia Vera y Gladys Altamirano. También estuvieron presentes la presidenta de Asistencia al Celíaco de la Argentina, Alicia Greco; Gabriel Leiva, del Grupo promotor de la Ley Celíaca y Fernando Chirdo, médico de la Universidad Nacional de La Plata.

Antecedentes. En el año 2007 la cartera sanitaria creó el Programa Nacional para la Detección y Control de la Enfermedad Celíaca, con el objetivo de difundir la prevención, promover una alimentación saludable, favorecer la detección temprana de la enfermedad y el control de los alimentos.

El año pasado, en pleno proceso de reglamentación de la Ley Celíaca, la Comisión Nacional de Alimentos (Conal) avanzó en la definición de los alimentos libres de gluten (sin T.A.C.C), los cuales deben contener hasta 10 mg. por kilo de alimento para ser considerados como tales y poder ser consumidos por pacientes celíacos. Así, la Argentina se transformó en la nación con el más alto estándar de calidad alimentaria para los enfermos celíacos, ya que en la mayoría de los países el valor es de hasta 20 mg. por kilo de alimento.

En febrero último fueron oficialmente incorporadas al Programa Médico Obligatorio (PMO) prácticas de pesquisa para la detección de la celiaquía a través del marcador sérico IgA y la biopsia del duodeno proximal para el diagnóstico de dicha enfermedad. El Programa, dependiente del Ministerio de Salud, reunió además a un comité de expertos que involucró a las sociedades científicas de nutrición, gastroenterología y la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), en la elaboración de Guías Nacionales para el Diagnóstico y Tratamiento de la Enfermedad Celíaca.

Las guías contienen la descripción de la enfermedad, los síntomas que pueden presentarse en las distintas etapas de la vida, los métodos diagnósticos, el tratamiento a seguir y consejos sobre alimentación, como precauciones a tener en cuenta a la hora de preparar los alimentos o comer fuera de la casa.

La promoción del diagnóstico en los hospitales es otra de las políticas de esta estrategia, a través de la cual el ministerio entrega kits de diagnóstico en 95 nosocomios de todo el país.