Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer provoca la muerte de unas 7.6 millones de personas cada año. El Organismo calcula que para el 2030 la cifra aumente a 11.5 millones.

El cáncer es un término genérico que designa un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo, tumores o neoplasias malignos.

Una característica del padecimiento es la multiplicación rápida de células, más allá de sus límites normales, que pueden invadir partes adyacentes del cuerpo o propagarse a otros órganos, proceso conocido como metástasis, que es la principal causa de muerte.

El consumo de tabaco es el factor de mayor riesgo. Causa el 22% de las muertes por cáncer en general y el 71% por cáncer de pulmón.

Las infecciones virales, hepatitis B (VHB) y C (VHC) y papilomavirus humanos (PVH), por su parte, son responsables del 20% de decesos por cáncer en los países de ingresos bajos y medios.

Cifras alarmantes. El cáncer es una de las principales causas de mortalidad y el número total de casos está aumentando en todo el mundo.

Se prevé que, a nivel mundial, la mortalidad por cáncer aumentará un 45% entre 2007 y 2030, pasando de 7,9 millones a 11,5 millones de defunciones, debido en parte al crecimiento demográfico y al envejecimiento de la población.

En la mayor parte de los países desarrollados el cáncer es la segunda causa principal de mortalidad después de las enfermedades cardiovasculares.

Los datos epidemiológicos muestran el comienzo de esta tendencia en el mundo menos desarrollado, en particular en los países “en transición” y países de ingresos medianos como los de América del Sur y Asia. Más de la mitad de los casos de cáncer se registran ya en países en desarrollo.

El cáncer de pulmón mata a un mayor número de gente que cualquier otro tipo de cáncer, y se prevé un aumento de esta tendencia hasta 2030 a menos que se intensifiquen las actividades de control mundial del tabaquismo.

Algunos tipos de cáncer, como los de próstata, mama y colon, son más frecuentes en los países desarrollados. Otros tipos de cáncer, como los de hígado, estómago y cuello uterino, son más frecuentes en los países en desarrollo.

La aparición de cáncer se ha asociado a cuatro factores de riesgo comunes: modo de vida poco sano, exposición a carcinógenos, exposición a radiación e infecciones.

También existen factores de riesgo evitables:
 Consumo de tabaco: causa 1,8 millones de defunciones anuales por cáncer. El 60% de éstas se registran en países de ingresos bajos y medios.
Exceso de peso, obesidad o inactividad física: en conjunto causan 274 mil defunciones anuales por cáncer.
Consumo nocivo de alcohol: causa 351 mil muertes anuales por cáncer.
Infección por virus del papiloma humano trasmitido por vía sexual: causa 235 mil defunciones anuales por cáncer.
Agentes carcinógenos en el entorno laboral: causan al menos 152mil defunciones por cáncer.

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer, que se celebra mañana sábado, la OMS alerta sobre los tipos de cáncer que ocasionan mayor número de defunciones anuales: pulmón (1.37 millones de muertes), estómago (736 mil), hígado (695 mil), colon (608 mil), mama (458 mil) y cervicouterino (275 mil).