Ayuda a evitar la tentación de comer entre horas, tiene sabor a menta y contiene extracto de café verde derivado de los granos sin procesar.

Laboratorio Elea presentó en la Argentina el primer chicle en el país que contribuye a controlar el apetito. Lisopresol® chicles contiene extracto de café verde, con una exclusiva combinación de ingredientes de origen natural, que permite minimizar la ansiedad por comer y ayuda a reducir los episodios de exceso de ingesta y alimentación desordenada. Sus propiedades activas lo convierten en un aliado para reforzar la voluntad de aquellas personas que desean cuidarse, incrementando el tiempo libre de ingesta entre comidas, y favoreciendo el mantenimiento del peso.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sobrepeso y la obesidad afectarán a 2.3 mil millones de personas en el mundo en el 2015. Estos factores aumentan el riesgo de desarrollar hipertensión y diabetes, entre otras consecuencias perjudiciales para la salud. “Los datos de la OMS presentan un desafío a la comunidad científica para identificar nuevos tratamientos que sean efectivos en el control del peso”, afirmó el Marcos Mayer, investigador del Conicet. “Más del 50% de los argentinos tiene problemas de sobrepeso y obesidad, de allí que la aparición de nuevas opciones con una forma de administración tan sencilla como un chicle son sumamente interesantes”, agregó el médico especialista en nutrición.

El extracto de café verde es el original ingrediente de este chicle. Se trata de un derivado de los granos de café sin procesar, descafeinados, con un alto contenido de ácido clorogénico, que colabora con el control del apetito, la reducción del consumo de calorías y el mantenimiento de un peso saludable.

Además, “el efectivo mecanismo de acción del extracto de café verde favorece la síntesis de péptidos intestinales con acción saciógena. Estos péptidos son sustancias químicas propias del organismo que actúan a diferentes niveles controlando el apetito e incrementando la sensación de saciedad entre comidas, lo que contribuye a mejorar la adherencia a los tratamientos nutricionales”, aseguró Mayer. También induce a una mejora en el metabolismo de las grasas y la absorción de los azúcares (interviniendo de este modo en el mecanismo del hambre), disminuyendo la glucemia después de las comidas y mejorando la acción de la insulina.

El nuevo chicle es un suplemento dietario de libre venta en farmacias, y es posible consumirlo solo o en conjunto con cualquier programa de dieta. Con sabor a menta, privilegia los ingredientes naturales, beneficiosos para la salud y la calidad de vida.

La recomendación es masticar 1 a 2 chicles durante 15 minutos, dos o tres veces por día, hasta 6 chicles diarios.