Con la presencia del Sr. Gobernador de la Provincia de Salta, Dr. Juan Manuel Urtubey, el Ministro de Primera Infancia, Dr. Carlos Abeleira, el Sr. Intendente del Municipio de Embarcación, Alfredo Llayay representantes de la Asociación Civil Pata Pila y de la Fundación CONIN, se llevó a cabo en la localidad de Fortín Dragones (Pcia. de Salta), la inauguración oficial del ‘Centro de Prevención y Cuidado Nutricional’, desde donde se trabaja para mejorar la salud nutricional presente y futura de los pobladores de esa comunidad, con foco en los más pequeños y en su entorno familiar.

El nuevo Centro corresponde a una iniciativa de la Asociación Pata Pila, una entidad que desde hace dos años realiza en Salta un trabajo solidario que incluye varios desarrollos de promoción social y del cuidado de la salud, con foco en atender la situación nutricional de los niños de comunidades originarias de zonas alejadas.

Durante el acto de inauguración, el Gobernador Juan Manuel Urtubey destacó que “necesitamos que cada una de las mamás tome conciencia de lo importante que es ocuparnos de que nuestros hijos crezcan con los controles necesarios y que entre todos nos ayudemos a estar cada vez más cerca de los chicos. La indiferencia no soluciona los problemas, nos tenemos que involucrar, nos tenemos que hacer cargo cada uno de nosotros. Trabajemos para los chicos, ellos se lo merecen”, concluyó.

Para concretar este proyecto, el Municipio de Embarcación puso a disposición de Pata Pila un predio en Fortín Dragones para desarrollar el Centro, que funciona aplicando la ‘metodología CONIN’, un esquema exitoso validado a nivel internacional y aplicado en más de 100 centros de todo el país, que incluye la realización de diagnóstico nutricional y tratamiento y seguimiento de los niños a través de un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud, y tiene también como objetivo, empoderar a las madres para que sean ellas las promotoras de la salud de sus hijos.

Por su parte, la marca Nutrilon Pro-Futura 4, en el marco de su compromiso con la prevención y el cuidado de la nutrición infantil, brindó el equipamiento necesario para el funcionamiento del Centro, además de un móvil que les permitirá a los representantes de Pata Pila acercar el programa a las zonas más alejadas de Fortín Dragones y llegar a aquellas familias que por distintas razones no puedan acercarse a la sede.

Fortín Dragones es una localidad ubicada a 380 km de Salta Capital, poblada por comunidades originarias Wichi. Con la puesta en marcha del Centro de Prevención y Cuidado Nutricional, los niños podrán contar con atención todas las semanas a cargo de un equipo interdisciplinario de profesionales formado por un pediatra, una nutricionista, una asistente social, una psicopedagoga, una maestra jardinera (a cargo del espacio de juego con los niños), y una maestra que brinda los talleres a las mamás mientras esperan la consulta.

“La apertura de este Centro de Prevención y Cuidado Nutricional en Fortín Dragones nos llena de alegría. Sabemos que tenemos mucho trabajo por delante y esperamos poder ayudar a mejorar la situación social y nutricional de los más pequeños”, remarcó Diego Bustamante, Presidente y Director Ejecutivo de Pata Pila.

Por su parte, Gastón Vigo Gasparotti, Director de Desarrollo de la Fundación CONIN, destacó la importancia de este trabajo conjunto y mancomunado que permite acercar la metodología científica de CONIN a los lugares más necesitados, y contribuir a mejorar la salud y el desarrollo futuro de estas comunidades.

“Estamos convencidos que la articulación entre el tercer sector, y los sectores público y privado es prácticamente la única manera de lograr que nuestra actividad sea sustentable en el tiempo y nos permita seguir ampliando nuestro alcance”, sostuvo Diego Bustamante.

El foco de trabajo en los primeros 3 años de vida es fundamental. Este período, que constituye la ‘Infancia Temprana’, es un período clave, único e irrepetible, es el período de mayor velocidad de crecimiento en la vida. En esta etapa la nutrición y también el entorno en el que se desarrollen los niños, juegan un rol fundamental para su salud futura y las posibilidades a las que puedan acceder como adultos.

Además de controlar parámetros de salud e intervenir para mejorar el estado nutricional de los niños y el cuidado que reciben, parte del trabajo de Pata Pila también tiene como objetivo promover el desarrollo de la comunidad en aspectos como lograr que todos los niños sean inscriptos y accedan a su DNI y brindar talleres de oficios para los padres.

Durante el acto de inauguración, se destacó el foco del trabajo en los primeros 3 años de vida de los niños, que representan una ventana de oportunidad única para la salud futura y el desarrollo integral de una persona en la adultez.

“La alimentación y la estimulación temprana representan aspectos fundamentales para que los niños alcancen a futuro su máximo potencial de desarrollo intelectual, físico y emocional”, sostuvieron. Remarcando la importancia del trabajo conjunto y articulado entre Pata Pila, la Fundación CONIN, y el apoyo de las autoridades gubernamentales y de Nutrilon Pro-Futura 4, para la puesta en funcionamiento del Centro de Prevención y Cuidado Nutricional de Fortín Dragones.

Se espera que muchas familias de Fortín Dragones y sus zonas aledañas puedan beneficiarse con los servicios que brinda la gente de Pata Pila, tanto en el propio Centro como a través del móvil, que les permite llegar hasta las zonas más alejadas.

Como parte de su contribución al desarrollo de esta iniciativa, Nutrilon Pro-Futura 4 patrocinó también la capacitación con la Metodología CONIN en la sede de la Fundación en la ciudad de Mendoza, de un grupo de profesionales de la Salud salteños que brindarán sus servicios en el Centro de Fortín Dragones.

Todo aquel que desee acompañar la actividad diaria de Pata Pila en Fortín Dragones, puede hacerlo como ‘Padrino’, colaborando con un aporte económico mensual para sostener el tratamiento nutricional de un niño, entrando a www.patapila.org/padrinos o escribiendo a la dirección de mail padrinos@patapila.org

El trabajo de Pata Pila en el NEA

Diego Bustamante, presidente de Pata Pila, dejó su Buenos Aires natal hace cinco años, para comenzar a trabajar activamente por la promoción social. Tras vivir unos años en Entre Ríos y luego involucrarse con comunidades originarias de Santiago del Estero a través de la Asociación Civil Haciendo Camino, decidió llegar a Salta y trabajar por quienes transitan realidades de extrema vulnerabilidad.

Sobre esos primeros pasos, contó que los frailes franciscanos le prestaron una casita en Yacuy y ahí empezó: “mis papás y mis tíos fueron los primeros donantes que me hacían llegar algo de plata para hacer las primeras cosas, arreglar un puesto de salud y contratar al primer nutricionista. Comencé a acercarme a los caciques de las comunidades, entablamos relaciones con el hospital de la zona y empezamos a hacer controles”.

Con mucho esfuerzo y ayuda incondicional de mucha gente, armaron la página web, un video institucional e iniciaron los trámites de la personería jurídica. Hoy la Asociación Pata Pila es una realidad y siguen creciendo. “La confianza y el apoyo de particulares y de organizaciones, pero sobre todo la notoria vulnerabilidad de mucha gente que vive en condiciones extremas, nos empujan cada día para seguir jugándonos por el que sufre”, refirió Diego Bustamante.

Tal como detalló Gastón Vigo Gasparotti, “muchos centros funcionan muy bien cuando logran potenciarse con la actividad de los demás actores relevantes en la zona, tales como otras organizaciones sociales, el sector privado, los centros de salud o de atención primaria, hospitales, escuelas, iglesias y los municipios. En este caso específico del centro que funcionará en Dragones, me gustaría hacer una mención especial a Nutrilon Pro-Futura 4, ya que con su apoyo, tanto a Pata Pila como a nosotros, nos otorgaron la posibilidad de llegar a un lugar donde sabíamos que podíamos hacer una diferencia para la comunidad.

En este caso de Pata Pila, puntualizó, “se da un modelo que a priori tiene garantía de éxito. Aparece Pata Pila con empuje y compromiso con las comunidades vulnerables; CONIN como fundación madre que aporta su metodología validada científicamente; el Gobierno de la provincia de Salta (con el que estamos trabajando para llegar a 100 centros para cubrir una demanda de 9.500 niños y madres), que nos brindó su apoyo desde el inicio y un privado, Nutrilon Pro-Futura 4, que tiene un compromiso por trabajar en pos del bien nutrir de los niños y las madres argentinas para mejorar la salud futura de la nación”.

En este sentido, Diego Bustamante reconoció que valoran profundamente que una marca como Nutrilon Pro-Futura 4 se comprometa con esta causa. “Sería imposible llevar adelante todo lo que hacemos sin el apoyo de marcas como Nutrilon Pro-Futura 4. El compromiso y la convicción para transformar la realidad se ven reflejados no sólo en el aporte económico y logístico, sino también en cómo se involucra su gente. Esta triangulación entre el tercer sector, el sector público y el privado es prácticamente la única manera de lograr que nuestra actividad sea sustentable en el tiempo y nos permita seguir ampliando nuestro alcance”.

La certificación de Fundación CONIN

CONIN fue fundada por el Dr. Abel Pascual Albino en la provincia de Mendoza, en la Argentina, el 4 de septiembre de 1993. Albino tomó el exitoso modelo de CONIN Chile, ideado por su fundador y maestro, el Dr. Fernando Mönckeberg, quien logró exitosamente quebrar la desnutrición infantil en su país y gracias al cual Chile posee el índice más bajo de esta problemática en Latinoamérica.

El modelo chileno (Centros de Tratamiento) fue complementado en Argentina con los Centros de Prevención de Desnutrición Infantil y Promoción Humana. En nuestro país, actualmente hay 86 centros CONIN creados y 40 iniciativas que están en proceso de certificación. La metodología CONIN consiste en una serie de procedimientos y desarrollo de programas tendientes a tratar la desnutrición infantil y favorecer la promoción humana.

Algunas de los programas que deben desarrollar los centros para adquirir la certificación son Educación para la Salud, Educación Nutricional, Jardín Maternal, Jardín Infantil, Lactancia Materna, Estimulación Temprana, Escuela de Arte y Oficios, Educación Agraria, Inmunizaciones, Alcoholismo y otras Adicciones, Documentación y Legalización de la familia.

Además, para ser un Centro CONIN es necesario incorporar, en forma rentada o ad honorem, al menos un pediatra, un nutricionista, un asistente social y psicopedagogo. A partir de ahí, según las necesidades y posibilidades de cada centro, se evalúa la incorporación de un fonoaudiólogo, maestras jardineras, odontólogo y talleristas, entre otros profesionales.

Los centros CONIN reciben habitualmente auditorías digitales y presenciales, y deben volcar mes a mes una gran cantidad de información consolidada con la historia clínica y la evolución de los parámetros de salud de cada niño que participa, para ir haciendo un adecuado seguimiento.

La Fundación CONIN brinda acompañamiento a cada centro trabajando sobre casos en particular que requieran miradas de más profesionales. Ofrecen además una plataforma de capacitación virtual a distancia.