Se estima que cada año más de 140 mil latinoamericanas reciben un diagnóstico de cáncer de mama y casi 47 mil lo enfrentarán en fases avanzadas o metastásicas. Estas cifras hacen que el cáncer de mama sea el más comúnmente diagnosticado y la causa principal de muertes relacionadas con el cáncer en las mujeres de la región –independientemente de su nivel social, económico y étnico–, con casi 40 mil fallecimientos cada año.

Para atender a estas mujeres con cáncer de mama avanzado, surge la campaña de Novartis “Sigamos abriendo puertas”. Se trata de una iniciativa construida como una invitación a las pacientes y a sus cuidadores para retomar el control de su tratamiento, empoderarlas y contribuir en la mejora de su calidad de vida.

Cuando el cáncer se detecta en el estadio metastásico o avanzado (la etapa más grave) o cuando regresa después de los tratamientos, suele ser incurable y se tiende a hablar poco sobre el tema puesto que las campañas y programas contra esta enfermedad se centran en el diagnóstico temprano, la supervivencia y la cura. Con “Sigamos abriendo puertas”, Novartis busca reintroducir en la discusión sobre el cáncer de mama a estas pacientes, muchas veces invisibilizadas: mujeres de más de 50 años que por la evolución de la patología ya no se benefician de los programas de detección temprana de la enfermedad o de las primeras formas de tratamiento.

“El objetivo de la campaña es recordarle a estas pacientes que no están solas”, explica Catia Duarte, Directora de Comunicaciones y Relaciones con Pacientes de Novartis Oncología para América Latina y Canadá. “Que su fuerza interior, la información y el apoyo brindado por sus médicos y la comunidad de pacientes, y el compromiso continuo de la ciencia con encontrar nuevas opciones terapéuticas, equivalen a llaves para seguir abriendo puertas en la búsqueda de oportunidades y soluciones para vivir más y mejor”.

Diversas investigaciones estiman que, en América Latina y el Caribe, la incidencia y las tasas de mortalidad de cáncer de mama están aumentando: se calcula que para 2030 podrían superar las cifras actuales hasta en un 65%, con 66 mil muertes y 224 mil nuevos casos al año –de los cuales, al menos un 17% se diagnosticarán ya en etapas avanzadas y otro 30% evolucionará a estadios metastásicos tras un primer tratamiento

Vivir con la enfermedad metastásica involucra aprender a manejar una enfermedad crónica y cambiar de tratamiento en distintas oportunidades. Este cambio de expectativas de vida provoca que 64% de las pacientes en estadios avanzados sufran problemasemocionales, 40% se sientan aisladas de quienes las acompañaron en la etapa inicial, y más de la mitad están preocupadas por el cuidado de su familia a largo plazo.

“Durante más de 25 años, Novartis ha permanecido en la vanguardia de la industria en el descubrimiento, desarrollo y promoción de nuevas terapias y combinaciones para tratar esta enfermedad –contamos con seis medicamentos aprobados o en aprobación para tratar el cáncer de mama, incluyendo sus etapas avanzadas. Con esta campaña, también queremos reiterarles a las pacientes, sus familiares y equipos médicos, que seguimos comprometidos con esta búsqueda; actualmente tenemos el mayor número de compuestos en desarrollo para el cáncer de mama en la industria farmacéutica. Esperamos que estos puedan sumarse a las opciones con las que hoy cuentan las pacientes para seguir superando obstáculos durante el curso de su enfermedad”, comenta Carlos Garay, Vicepresidente y Director Médico de Novartis Oncología para América Latina y Canadá.

Hay muchos subtipos de cáncer de mama avanzado: tumores con receptores hormonales para estrógeno y/o progesterona (conocidos como HR+) o para el factor epidermoide de crecimiento tipo 2 (HER2+), así como aquellos que no tienen receptores hormonales de ningún tipo (conocidos como triple negativos). Si hace 30 años, las opciones de tratamiento para el cáncer de mama se limitaban a quimioterapia, radiación y mastectomía; el mayor conocimiento de los tipos de tumores ha abierto las puertas a tratamientos que incluyen antiestrógenos, inhibidores de aromatasa, quimioterapia, supresores ováricos, inmunoterapia, radiación, otras terapias dirigidas, inhibidores de HER2 e inhibidores de CDK4/6. Es así que, con su misión de innovar a través de su comprensión de los mecanismos de la enfermedad, Novartis también se compromete con las pacientes de mama en estado avanzado, para que juntos “sigamos abriendo puertas” brindando nuevas soluciones que ayuden a mejorar su calidad de vida.