La ingesta de objetos puede ocasionar la asfixia de un niño. Este tipo de episodios suelen suceder en el hogar, generando desesperación en los padres o mayores que estén cerca.

Estos accidentes son comunes en niños menores de tres años, que están en plena etapa de descubrimiento y exploración, y en la que aún no desarrollaron dientes como para morder antes de tragar de manera directa.

Cuando un niño traga un objeto, y este objeto llegó a la faringe, pueden pasar dos cosas. Si el objeto es muy pequeño, puede pasar directo al esófago. El caso, el menos grave, puede hacer que el niño comience a tener vómitos, salivación intensa e imposibilidad de tragar sólidos. Se lo debe llevar de inmediato a un centro de salud.

Si el objeto pasó a la vía aérea, el caso se convierte en un episodio de extrema gravedad. Lo primero que puede pasar es la sensación de ahogo,  seguido de tos intensa, labios y uñas morados e imposibilidad de respirar. En este caso, se recomienda:

  • Mantener la calma. Que el niño sienta tranquilidad parte de que los adultos que lo están auxiliando actúen de esa manera. Mientras tanto, se debe llamar al servicio de emergencias.
  • No introducir los dedos en la faringe. Ésto puede acrecentar el problema.
  • No colocar al niño de cabeza ni golpearle con fuerza la espalda.
  • Colocar al niño en el suelo, boca abajo y con el rostro de costado. Presionar enérgicamente la espalda haciendo varias repeticiones.
    Si ante eso no hay respuesta, se le deberá dar respiración de boca a boca y repetir la maniobra.
  • Si se trata de niños mayores, se los debe abrazar por la espalda y hacer presión con las manos en la unión del tórax y el abdomen.
  • Si el niño no reacciona, se lo debe conducir de urgencia a un centro médico.

Prevención. Existen algunos consejos para evitar pasar por esta situación.

  • Lo mejor es no dejar objetos o alimentos pequeños al alcance de los niños.
  • No dejar que el niño coma sólo, sino que lo haga siempre acompañado de un adulto.
  • Si se pone algo en la boca, quitárselo con serenidad y explicarle que puede ser dañino.

Fuentes:
Mipediatra.com
Oral hCG Research