Nueva droga para pacientes con Síndrome de Intestino Corto con Falla Intestinal 

0
561

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó en la Argentina el uso de la droga teduglutida para el tratamiento de pacientes a partir del año de edad con síndrome de intestino corto y falla intestinal (SIC-FI), un trastorno poco frecuente pero muy discapacitante que puede estar asociado a complicaciones potencialmente mortales.

“Contar con teduglutida nos ha permitido incrementar la tasa de éxito en la rehabilitación médica postquirúrgica de pacientes con falla intestinal tipo III (crónica y terminal), tanto adultos como pediátricos”, afirmó el Dr. Gabriel Gondolesi, médico cirujano, presidente electo de la Asociación Internacional de Rehabilitación y Trasplante Intestinal (IRTA).

El SIC es un cuadro clínico caracterizado por una reducción en la longitud del intestino delgado. La extensión de la pérdida y el tipo de anatomía final resultante son determinantes para la aparición de diferentes complicaciones, que en los casos de mayor severidad causan deshidratación, desnutrición, diarreas intensas, cansancio, osteopenia y pérdida de peso debido a una menor capacidad intestinal de absorber nutrientes, agua y electrolitos, lo que impide lograr el requerimiento calórico mínimo para sostener la vida.

Se presenta generalmente tras una resección extensa del intestino por isquemia, complicaciones post-quirúrgicas, accidentes, enfermedad de Crohn u otras patologías. El tratamiento habitual para estos pacientes consiste en la administración intravenosa de nutrición parenteral para proporcionar los requerimientos nutricionales.

Si bien la nutrición parenteral sostiene la vida de estos pacientes, está asociada también a un mayor riesgo de sufrir infecciones, coágulos sanguíneos o daño hepático, sobre todo si se recibe por largos períodos.

“Estamos orgullosos de presentar un tratamiento innovador para una afección muy invalidante y con muy pocas opciones terapéuticas. Es gratificante que la comunidad médica argentina pueda ofrecer hoy a sus pacientes una nueva alternativa precedida de investigaciones robustas con excelentes resultados en la vida real. Takeda está comprometida a poner al paciente siempre en el centro y a trabajar día a día para mejorar su calidad de vida a través de la innovación”, afirmó Gastón Domingues Caetano, Gerente General de Takeda Cono Sur.

Por su parte la Luciana Escati Peñaloza, Presidenta de la Fundación Más Vida de Crohn & Colitis Ulcerosa, señaló que en pacientes con SIC “la calidad de vida se ve muy alterada, por lo que el nuevo escenario es muy alentador”.

La nueva droga desarrollada por Takeda ya está disponible en la Argentina, es de administración subcutánea con una sola dosis diaria y está indicada en adultos y niños a partir del año. Demostró mejorar la capacidad de absorción del intestino en pacientes con SIC, lo que la transforma en una alternativa de tratamiento alentadora para pacientes dependientes de la nutrición parenteral, una condición para la que hasta el momento no había demasiadas opciones terapéuticas.

En cuanto al tipo de pacientes que podrán recibir esta nueva medicación, el Dr. Gondolesi, quien es además Jefe de Trasplante Hepático, Pancreático e Intestinal del Hospital Universitario Fundación Favaloro, señaló que “beneficiará a quienes presenten falla intestinal secundaria a SIC que no hayan podido recuperar la suficiencia con la aplicación de medidas terapéuticas y quirúrgicas estándar”.

“La administración de teduglutida en estos pacientes ha mostrado resultados favorables, incluso en casos con factores predictivos que clásicamente eran considerados de mal pronóstico”, aseveró.

La aprobación de teduglutida se basó en los resultados en términos de seguridad y eficacia obtenidos por la investigación STEPS, un estudio clínico a doble ciego, controlado con placebo, en pacientes con SIC que requerían nutrición parenteral. Entre otras conclusiones, se observó que en las semanas 20 y 24 el 63% de los pacientes tratados con la nueva droga alcanzó una reducción del 20 al 100 por ciento de la necesidad de nutrición parenteral, contra un 30 por ciento de los asignados a recibir placebo. Además, al corte de las primeras 24 semanas, el tratamiento con teduglutida alcanzó una reducción de 4,4 litros semanales en los requerimientos de nutrición parenteral, frente a 2,3 litros de los que recibieron placebo. Incluso algunos pacientes pudieron abandonar por completo la nutrición parenteral y continuar su vida con alimentación por las vías naturales.

“El éxito de los resultados reportados en el mundo y en nuestro Centro reflejan el beneficio terapéutico de la nueva droga, en el contexto de equipos inter y multidisciplinarios, capaces de evaluar las características anatomofuncionales del paciente portador de SIC y proyectar el mejor manejo clínico y quirúrgico. El objetivo es alcanzar la suficiencia en el menor tiempo posible y reducir las complicaciones secundarias a la nutrición parenteral total crónica, que continúa siendo el ‘gold standard’ en el manejo de estos pacientes”, completó Gondolesi, qui“Contar con una alternativa terapéutica que mejore el día a día de los pacientes con enfermedades poco frecuentes como ésta, que suelen tener pocas opciones de tratamiento, es una gran noticia. Sobre todo si ayuda a reducir la dependencia de la nutrición parenteral, que es muy condicionante”, concluyó Escati Peñaloza, quien también es Directora Ejecutiva de la Federación Argentina de Enfermedades Poco Frecuentes (FADEPOF).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.