Así lo afirmaron en la presentación de un libro sobre la temática, 
elaborado por un equipo multidisciplinario de profesionales de la Asociación de pacientes Concebir

La gestación por sustitución, también llamada ‘mediante vientres subrogados’, no está regulada en Argentina, no obstante lo cual existe jurisprudencia que de alguna manera ampara a quienes deben optar por este camino para convertirse en madres y padres.

Los recientes casos de personas famosas que recurrieron a esta técnica de reproducción asistida en donde interviene una mujer que acepta ser gestante del embrión de otra persona o del embrión producto del material genético de una tercera parte (en caso de donación de gametos) abrió el debate y la necesidad de contar con información respecto de cómo abordar interdisciplinariamente esta modalidad que, según los especialistas, crecerá exponencialmente en los próximos años.

Nuevo libro

Mayoritariamente, consultan por esta opción parejas igualitarias de hombres u hombres solos, que no tienen otra forma de tener un hijo, pero también mujeres con alguna condición médica que les impide la concepción. Por esto, desde la asociación civil Concebir lanzaron el libro ‘Gestación por Sustitución – Un abordaje interdisciplinario’, destinado a orientar a los profesionales que intervienen en el proceso.

“Como organización de pacientes, queremos que este tema deje de ser tabú. Si bien esta técnica se utiliza más en el extranjero, en la Argentina también existe la gestación por sustitución, aunque el tema no está legislado, ya no hay una ley a la que puedan recurrir las personas que utilizan esta técnica. Por eso, hay que iniciar un trámite judicial para que -cuando nazca ese niño- quienes tuvieron la voluntad procreacional puedan inscribirlo como hijo. El equipo de Psicología de Concebir hizo este libro precisamente para ayudar a otros profesionales, son una suerte de buenas prácticas en la realización de la gestación por sustitución para no cometer ningún error”, detalló la Sra. Gisela de Antón, presidenta de Concebir.

“Este año, particularmente, en la organización recibieron numerosos pedidos de información sobre la gestación por sustitución. El hecho de que los famosos hayan recurrido a esta técnica puso el tema en boca de todos. Entre quienes consultan hay pacientes que tienen algún tipo de enfermedad, pero en su mayoría son casos de parejas igualitarias de hombres que no tienen otra forma de tener un hijo y que tienen que recurrir a esta alternativa. Queremos que cada vez se hable más del tema, es un nuevo paradigma, cada vez hay mayor apertura y es importante que se conozcan las causas por las cuales una persona recurre a este técnica, que abre una puerta más para aquellos que pensaban que no iban a poder tener un hijo, así como ocurrió en su momento con la donación de óvulos o de esperma. Para una pareja igualitaria, para un papá solo o una mamá sola, el ´nunca voy a ser padre o madre´ hoy se puede modificar”, insistió Gisela de Antón.

“Las indicaciones para recurrir a la gestación por sustitución son lo que se denomina factor uterino absoluto, es decir, mujeres con una infertilidad desde el punto de vista médico, que no tienen útero por una malformación o por una cirugía, o tienen un útero que no funciona correctamente para llevar un embarazo a término. Se calcula que a nivel mundial un millón y medio de mujeres presentan el factor uterino absoluto, serían 1 de cada 500 mujeres en edad reproductiva. También están las otras causas que son estructurales y con un componente social, como es la infertilidad por tratarse de una pareja de hombres u hombres solos”, señaló el Dr. Sergio Papier, presidente del Comité Ejecutivo de la Asociación Latinoamericana de Medicina Reproductiva, ALMER.

Multidisciplina

De acuerdo con lo indicado por el especialista, el proceso de gestación por sustitución requiere de la multidisciplina, porque entran en juego varios actores: el o las personas que requieren el tratamiento, la gestante y, a veces, también la utilización de gametos donados, ya sea óvulos u espermatozoides, de acuerdo a cada caso, es decir, una tercera parte que debe ser contemplada.

“Esto necesita un abordaje médico tanto de la gestante y de los comitentes como así también del laboratorio de reproducción asistida, que son quienes realizan el procedimiento para generar los embriones para transferir. A su vez, debe existir un marco legal que resguarde a todos los intervinientes y el apoyo psicológico en cada etapa del tratamiento”, subrayó el Dr. Papier,quien es además uno de los coautores del libro.

Por su parte, la Lic. Mariana Thomas Moro, psicóloga de Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva, SAMeR, y miembro del Equipo de Psicología y Musicoterapia de Concebir, sostuvo que la gestación por sustitución es una práctica que se lleva a cabo en el país y que aún no está regulada, motivo por el cual desde hace un par de años se formó una Comisión Asesora en Técnicas de Reproducción Humana Asistida, CATRHA, de la que Concebir formó parte y a partir de la cual se determinó que las recomendaciones, ante la falta de regulación, pasaban por formar un equipo multidisciplinario con médicos, abogados y psicólogos.

“La gestación por sustitución es una práctica que genera muchos dilemas y contradicciones. Entonces, más allá del procedimiento médico, hay una parte legal importante en lo que respecta a cómo deben firmarse los consentimientos informados, cómo deben ser inscriptas las personas nacidas bajo esta modalidad y también cómo debe ser la evaluación de la gestante. Hay que acompañar a todas las partes que intervienen en el proceso. Es importante que la gestante entienda a qué se compromete, de qué se trata, cuáles son las implicancias del proceso y que comprenda que no tendrá ninguna obligación ni derecho con respecto al nacido”, consignó la Lic. Thomas Moro, también coautora del libro.

En la misma línea, el Dr. Papier indicó que “es muy importante el consentimiento, porque es lo que se va a presentar al momento de solicitar la autorización judicial para llevar a cabo esta técnica. En el consentimiento, lo que se expresa es la voluntad procreacional, que -en base a lo que está ya definido en el Código Civil- es lo que marca la filiación entre ese hijo y las personas que buscaron ese hijo a partir de esta técnica de reproducción asistida. En la última reforma se habla de la ‘voluntad procreacional’, es decir, con cualquier técnica de reproducción asistida la filiación se establece a partir de quienes firmaron la voluntad de tener ese hijo, expresada en el consentimiento que se presenta al nacimiento del niño”.

Para la Lic. Thomas Moro, la recomendación a nivel local es que la gestante sea conocida de la pareja, para que no se convierta en un mero intercambio comercial. Lo que debe primar es un compromiso más bien altruista, entendiendo la ayuda que se está brindando a la pareja o a la persona que desea tener un hijo. Podría ser una amiga, una hermana o también personas sin un vínculo familiar. En todos los casos es importante el acompañamiento psicológico de la gestante por lo complejo de la técnica.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones que brinda la CATRHA para los casos de gestación por sustitución, se plantea la necesidad de hacer una evaluación psicológica y médica de la gestante y se recomienda que haya sido madre anteriormente para que sepa qué implica llevar adelante un embarazo. También se aconseja la evaluación psicológica tanto de los comitentes como de la gestante, de ser posible por dos profesionales que puedan facilitar la comunicación entre ambas partes. Posteriormente, con el apto psicológico, se hace la presentación ante el juez, ya con varias cuestiones acordadas, es decir, cuántos embriones se van a transferir, cómo se va a dar el contacto entre ambas partes durante el embarazo y luego, cuando el bebé ya esté con su familia, si la gestante podrá tener contacto o no y de qué manera.

“Pueden surgir temores, contradicciones, fantasías o incluso aparecer situaciones que no se habían planteado, es importante que se puedan charlar antes de iniciar el tratamiento. También es recomendable un seguimiento de las partes, para acompañarlas psicológicamente en este embarazo, que es tan especial y diferente, hasta que el niño nazca y esté con sus padres”, precisó la Lic. Thomás Moro.

Si bien no hay estadísticas en el país sobre la cantidad de nacimientos que se producen con esta técnica, los especialistas coinciden en que hay mucha demanda para parejas de sexo masculino que quieren formar una familia, más allá de los casos en los que hay factores médicos.

“Esto llegó para quedarse, iguala derechos y va a crecer de manera exponencial. Hay cuatro pilares básicos que deben ser tomados en cuenta en la gestación por sustitución: a) el derecho de información, a partir de los consentimientos informados; b) una correcta evaluación psicológica de las partes involucradas; c) un asesoramiento legal independiente y d) una compensación económica razonable por todo el trabajo que hace la gestante para colaborar a que las personas que requieren el tratamiento puedan formar una familia”, concluyó el Dr. Papier.

Son coautoras, editoras y compiladoras del libro ‘Gestación por sustitución – Un abordaje interdisciplinario’ las Lic. María Thomas Moro, Flavia Andrea Navés, Gabriela Barontini, Cecilia Moscuzza e Irina Szkolnik.

Acerca de Concebir

Concebir es un grupo de apoyo para personas con trastornos en la reproducción y con el objetivo de ser formar una familia. Constituyen una entidad independiente, sin fines de lucro, que trabaja desde el año 1996, y no representa a ninguna institución médica pública o privada. Pertenece y Coordina Redes de Asociaciones de Pacientes Nacionales e Internacionales. Fundadora de la Red TRAscender, Red Latinoamericana de Organizaciones de personas infértiles y de la Red Argentina de Familias por Donación.

Se dedica a defender los derechos reproductivos de las personas y de los nacidos por estas técnicas luchando por la sanción de una Ley de Regulación no restrictiva que regule la aplicación de técnicas de reproducción asistida, contemplando los permanentes avances científicos. Además, contribuye a la difusión de la problemática, con el fin de clarificar e informar adecuadamente a la opinión pública. Acompaña a las personas a través de contención e información en los Talleres de Reflexión Mensuales. Realiza campañas de divulgación y concientización para el cuidado de la salud reproductiva y sexual, para prevenir la infertilidad. Más información en www.concebir.org.ar