Entre las medidas recomendadas que están al alcance de los futuros padres, los especialistas destacaron prestar atención al reloj biológico, cuidar el cuerpo y quitarse la presión en la intimidad al buscar un bebé.

La fertilización asistida está migrando hacia un abordaje más personalizado, adonde se estudia mejor a cada pareja para interpretar el camino específico que deberá recorrer para lograr concebir.

A partir del reconocimiento de que las tendencias cambian, y que las situaciones de las parejas y de las personas que buscan concebir un hijo también, la fertilización asistida intenta dar respuestas.

Por tal motivo, más de 100 referentes se dieron cita días atrás en un evento científico en Buenos Aires, Argentina, adonde discutieron aspectos vinculados a la personalización de la medicina reproductiva.

“Cada vez contamos con mejores herramientas y procedimientos para lograr embarazos exitosos, pero los primeros pasos deben darlos las parejas, a partir de una serie de hábitos saludables que pueden mejorar considerablemente sus chances de concebir”, sostuvo el Dr. Fernando Neuspiller, médico tocoginecólogo, Director General del Centro IVI Buenos Aires.

Medidas principales

En concreto, los expertos que participaron del encuentro denominado ‘Ferti 360º’, organizado por el laboratorio Merck, enumeraron las medidas principales para aumentar las chances de embarazo: primero, prestar atención al reloj biológico, porque la calidad y el potencial reproductivo de los ovocitos y del semen son superiores en edades tempranas.

Tal como refirió el Dr. Agustín Pasqualini, Director Médico de Halitus Instituto Médico, “en al menos 6 de cada 10 parejas que llegan a los consultorios de fertilidad, la mujer tiene más de 35 años, edad a partir de la cual se evidencia un descenso de su reserva ovárica y de su capacidad reproductiva. En el varón, sabemos que el esperma es más sano antes de los 41”.

Lo segundo que pueden hacer tanto hombres como mujeres para aumentar las chances de concepción es cuidar su cuerpo a través de una alimentación saludable y la realización de actividad física. El sobrepeso y la obesidad en ambos sexos se asocian con trastornos en la fertilidad. El alcohol y el tabaco también impactan negativamente en las posibilidades de gestación.

Disfrutar de la intimidad es la tercera recomendación de los especialistas. Sobre este tema, el Dr. Fernando Neuspiller subrayó que las relaciones sexuales “deben ser motivo de encuentro y complicidad, algo que las parejas compartan y disfruten.

Si el embarazo no llega, a veces se transforman en responsabilidades y cargas que llenan de angustia. Las parejas deben quitarse esa presión porque está comprobado que elevados niveles de estrés reducen las chances de concebir”.

Herramientas médicas

Además de aquello que está en manos de los pacientes, afortunadamente, las herramientas médicas disponibles han avanzado notablemente en las últimas décadas y existen diversas alternativas que contribuyen a mejorar las tasas de éxito en los tratamientos de reproducción asistida.

“En la actualidad, estamos dirigiéndonos hacia la medicina reproductiva personalizada, que implica individualizar el tipo de tratamiento que será de elección, a partir de un mejor entendimiento de las características de la pareja, la fisiología ovárica de la mujer, las características de su endometrio, su estado de salud en general y sus antecedentes, entre múltiples variables”, explicó el Dr. Fernando Neuspiller.

Entre los elementos a considerar, los profesionales mencionaron que conocer esos detalles de la mujer y su pareja permitirá indicar la inducción de la ovulación correcta, asegurarse de que al momento de la transferencia del embrión su endometrio estará en las mejores condiciones posibles para la implantación y certificar que el embrión elegido es el de mejor potencial de éxito, todos pasos necesarios para que las chances de embarazo sean las más elevadas.

En la misma línea, el Dr. Agustín Pasqualini agregó que se deben optimizar los resultados: “en aquellas parejas que tienen buen pronóstico, uno debe hacer las cosas lo mejor posible en el laboratorio para lograr mayores tasas de embarazo. Está demostrado que hay centros que tienen mayor tasa de gestación que otros, por lo que evidentemente existen factores sobre los que trabajar y realizar ajustes”.

Por otra parte, en los casos en que no es tan favorable el pronóstico, el especialista puntualizó que “se deben identificar los motivos según sus antecedentes y múltiples estudios que hoy podemos realizar para decidir qué tratamiento es el más conveniente y no hacerles perder tiempo reproductivo”.

Otro de los grandes avances de la medicina reproductiva tiene que ver con lograr realizar transferencias de un solo embrión con altas tasas de éxito, evitando los embarazos múltiples, tan característicos de este tipo de técnicas en el pasado.

“Para lograrlo, hoy existen tecnologías que nos permiten cuantificar elementos, como los tiempos de división de un embrión. Ahora podemos utilizar variables objetivas para conocer cuál será el embrión más apto y en qué día de su desarrollo, quinto o sexto, será más conveniente transferirlo. Antes, esto se hacía arbitrariamente, según lo que cada biólogo observaba en la formación del embrión”, explicó la Dra. Natalia Basile, Bioquímica, Embrióloga Senior del Centro IVI Madrid.

Queda mucho terreno por explorar para seguir mejorando las tasas de gestación y un campo que aparece en el horizonte es el de la inmunología, un tema que también fue abordado durante el encuentro científico, porque cada vez se conoce mejor cómo determinados aspectos del sistema inmunológico y distintos procesos inflamatorios impactan negativamente en la fertilidad de la mujer, pero pueden ser abordados y revertidos con medidas sencillas.

Preservar los óvulos

Por otro lado, los expertos remarcaron que consideran que irá en franco crecimiento la tendencia de las mujeres de preservar la fertilidad a través del congelamiento de gametas hasta que decidan que es el momento de ser madres.

“Cuando consideren que llegó el momento, es factible que intenten primero por métodos naturales, pero sabrán que tienen como reaseguro su material reproductivo adecuadamente conservado y con mejor potencial de éxito porque fue almacenado mientras la mujer era más joven”, concluyó el Dr. Neuspiller.