La Organización Panamericana de la Salud (OPS) confirmó que los casos de cólera en Cuba ascienden a 85. Tres personas han muerto desde que se detectó el brote, el primero en la isla en más de medio siglo.

La epidemióloga cubana, Ana María Batista González, declaró a un canal de la isla que los tres fallecidos eran adultos mayores con antecedentes de enfermedades crónicas.

Algunas estimaciones hablan de que la cifra de posibles casos podría superar las 300 y cerca de 4 mil personas ya estarían manifestando vómitos y diarreas.

La OPS describió el brote como un incremento en el número de enfermedades diarreicas agudas relacionadas con el consumo de agua proveniente de pozos locales contaminados.

El aumento de estos casos se registró en las municipalidades de Manzanillo, Niquero, Yara, Bartolomé Masó y en la ciudad de Bayamo, capital de la provincia de Granma, en el sureste de la isla.

Cientos de cubanos han trabajado y siguen trabajando con los pacientes de cólera en Haití donde decenas de miles de personas contrajeron el mal después del terremoto de 2010.

Entre los cubanos que han trabajado en Haití se cuentan cientos de médicos y enfermeras de la provincia de Granma.

La OPS señaló que dentro de las medidas implementadas para la prevención y control de la enfermedad, las autoridades nacionales han realizado el muestreo de pozos de aguas particulares y estatales, clausura de pozos contaminados, abastecimiento de agua clorada en las zonas afectadas, la supresión de salideros de agua, limpieza de fosas e higienización y un programa de educación sanitaria a la población.

Desde 1959 no se habían registrado casos de Cólera en la isla.

Fuente: Agencia EFE