Un bebé prematuro es aquel nacido antes de llegar a la semana 37 de gestación. Esto ocurre en cerca del 10% de los embarazos.

Los bebés prematuros presentan un peso más bajo de lo normal y problemas de salud cuya gravedad depende del tiempo de gestación al que haya llegado.

Entre el 2 y 7 de octubre, UNICEF organiza y conmemora la Semana del Prematuro por el Derecho al Acompañamiento Permanente, en virtud del noveno derecho del decálogo para niñas y niños prematuros.

UNICEF realizó una encuesta en los servicios de neonatología de 153 hospitales de Argentina.  El relevamiento reveló que en el 54% de las salas de neonatología fallecieron bebés sin la presencia de su familia.

En el 40% de los casos los padres son considerados una visita y tienen un horario en el cual se pueden presentar. Sólo el 39% de las instituciones permite el ingreso irrestricto del padre y la madre tanto en el día como en la noche.

El 10% de los servicios no permite que entren abuelos y hermanos, o sólo está permitido que lo hagan en días específicos.

Según UNICEF,  hay varias barreras para el cumplimiento del derecho de los bebés prematuros a estar acompañados por sus familias. Uno de ellos es la falta de conocimiento. Sólo el 52% de los padres sabe que pueden exigir estar presente. Por su parte la mitad de los profesionales de la salud desconoce la ventaja que significa su acompañamiento.

En el marco de la Semana del Prematuro por el Derecho al Acompañamiento Permanente, y dado el alto porcentaje de bebés prematuros que fallecen sin sus familias, UNICEF intenta subrayar el derecho de los niños a estar con su familia desde el momento en que vienen al mundo.