Se suministra por vía oral y espera lograr mayor adhesión que las inyecciones frecuentes en pacientes crónicos

 

 

Por Larisa Londero

 

Pacientes que debían recurrir a inyecciones frecuentes y posiblemente molestas ahora tienen otra alternativa en el manejo de la esclerosis múltiple. Se trata de “una medicación oral que actúa inhibiendo la actividad de las células del sistema inmune que atacan el sistema nervioso durante el curso de la esclerosis múltiple”, explicó Jorge Correale, jefe del Área de Enfermedades Demielinizantes del Instituto FLENI de Buenos Aires.

Se trata de una droga denominada teriflunomida que se suministra en dosis diarias vía oral. Actúa como inmunoregulador con propiedades inti inflamatorias. Si bien se desconoce su mecanismo de acción exacto, se estima que implica una reducción de la cantidad de linfocitos activados en el sistema nervioso central (SNC).

Según especialistas, la teriflunomida, cuya denominación de mercado es Aubagio, ha demostrado una eficacia significativa en las principales medidas de la actividad de la esclerosis múltiple, como la disminución de recidivas, el retraso de la progresión de discapacidad física y la reducción de la cantidad de lesiones cerebrales detectadas por resonancia nuclear magnética del sistema nervioso central. Como así también ayuda a reducir recaídas propias de la enfermedad.

“Los tratamientos inyectables no son buenos para la calidad de vida. A largo plazo tienen mucha menos adherencia. Un medicamento oral como teriflunomida sin dudas va a mejorar la calidad de vida de los pacientes tratados”, agrega Edgardo Cristiano, Jefe del Servicio de Neurología del Hospital Italiano de Buenos Aires.

La teriflunomida está contraindicada para mujeres embarazadas y mujeres con capacidad reproductiva que no utilizan métodos anticonceptivos confiables. De todos modos, existe un proceso de “wash out” o lavado, que permite limpiar al organismo de los restos de esta droga, para mujeres que deseen concebir, a diferencia de otras drogas que permanecen en el cuerpo hasta dos años. Tal como explicó la especialista Patricia K. Coyle, directora del Stony Brook Multiple Esclerosis Comprensive Care Center, de Estados Unidos.

 

¿Qué es la Esclerosis Múltiple?

La esclerosis múlttiple es la enfermedad desmielinizante autoinmune más frecuente. Afecta al sistema nervioso central y es la segunda causa de discapacidad en adultos jóvenes, luego de los accidentes automovilísticos.

Las neuronas de quienes la padecen pierden, en forma total o parcial, su capacidad de transmisión de información. En consecuencia, esta enfermedad puede generar una movilidad reducida e invalidez en casos más avanzados.

Afecta principalmente a personas de entre 20 y 40 años, en un promedio de dos mujeres por cada hombre comprometido. Y hay más posibilidad de padecerla en grupos de raza caucásica.

En el mundo son entre dos a 2,5 millones de personas quienes la padecen aproximadamente. Y se estima que en la Argentina son 8 mil personas las que padecen esta enfermedad, es decir de 18 a 20 casos por cada 100 mil personas.

Los síntomas más comunes son trastornos en la visión, trastornos en el equilibrio, en la sensibilidad, pérdida de fuerza, disfunción de la vejiga y los intestinos, disfunción cognitiva, espasticidad, anomalías en el habla, complicaciones en la sexualidad y en el estado general del cuerpo, provocando fatiga.

 

Mitos de la EM

La esclerosis múltiple no es una enfermedad contagiosa o infecciosa

No es típicamente hereditaria, sí existe una predisposición en personas que tienen antecedentes de familiares que la padecen

No es sinónimo de esclerosis lateral primaria, ni de esclerosis amiotrófica, como tampoco de arterioesclerosis y otoesclerosis