Los profesionales de la salud recomiendan tomar dos litros (equivalentes a ocho vasos) de líquidos cada día para tener una salud óptima.

Pero un nuevo estudio realizado en Australia y publicado en Australian and New Zealand Journal of Public Health, afirma que la recomendación ha sido malinterpretada. La gente ha interpretado, erróneamente, que debe tomar específicamente agua.

Los dos litros diarios deben incluir todo el líquido que se consuma, presente en café, té, jugos y otras bebidas, afirma el informe

El estudio cita que las personas están bebiendo inútilmente demasiada agua, principalmente embotellada.

Tal como expresa Spero Tsindos, Profesor del Departamento de Dietética y Nutrición Humana de la Universidad de La Trobe, en Melbourne, esta malinterpretación sólo ha conducido a un crecimiento gradual del consumo de agua embotellada.

“Hace treinta años no veíamos una botella de plástico por ningún lado, ahora parecen accesorios de moda”, agrega.

El estudio. El científico quería investigar cuánto líquido bebe la gente normalmente y si realmente necesita suplementar el consumo con dos litros adicionales diarios.

Tras revisar el Sondeo Nacional de Nutrición de Australia -que desde 1995 ha seguido los hábitos alimenticios de los australianos- encontró que las mujeres bebían en promedio 2,8 litros de líquidos y los hombres 3,4 litros diarios. Esto incluía los fluidos presentes en verduras, frutas y otros alimentos.

Cuando se tomaron en cuenta sólo las bebidas -es decir agua, té, café, jugos, etc.- se encontró que el consumo diario “óptimo” era de 2,6 litros en los hombres y 2,1 litros en las mujeres.

“Esto quiere decir que si suplementamos nuestro consumo diario de líquidos con los dos litros adicionales que recomiendan los expertos, estamos bebiendo demasiada agua”, señala Tsindos.

Según el investigador, sentarse a beber una cantidad enorme de agua para alcanzar el consumo recomendado diario es “inútil” porque el agua no se distribuye donde es necesario en el organismo, no tiene ningún efecto de hidratación y se diluye en la orina.

“No estoy diciendo que no beba agua. Lo que digo es que la necesidad de beber dos litros de agua regularmente es un mito total”, concluye.

El estudio de Tsindos apoya investigaciones pasadas que muestran que beber ocho vasos de agua diariamente es un mito.

En 2011, Margaret McCartney, médico general de Glasgow, llevó a cabo una revisión de los estudios disponibles sobre si realmente los humanos necesitan beber dos litros de agua para no deshidratarse.

La especialista encontró que todas las recomendaciones y afirmaciones de que las personas no beben suficiente agua carecen de evidencia científica.

“Los ocho vasos de agua al día, como algo necesario para la salud, son un mito”, concluyó McCartney.

Fuente: SM – BBC Mundo