Sonia Murgueytio Jurado, nutricionista  de la Clínica Mayo, ubicada en Jacksonville, Florida, informó acerca de una dita diseñada por especialistas de ese centro de salud y dijo que está dividida en dos fases.
La primera es la fase “Piérdelos”, cuyo objetivo es poner en marcha la pérdida de peso, bajando como máximo entre 2,7 a 4,5 kilogramos de manera saludable. Se aprende a adoptar cinco conductas saludables y terminar con cinco hábitos perjudiciales. Esta fase también incluye realizar al menos 30 minutos de actividad física o ejercicios todos los días.
En tanto, la fase “Vívelo” está orientada a adoptar una mentalidad favorable hacia la dieta y la salud para toda la vida. En esta instancia hay más información acerca de la elección de los alimentos, tamaño de las porciones y la planificación del menú. A partir de aquí, se continúa con la pérdida de peso constante entre 0,5 a 1 kilo por semana hasta llegar al peso ideal. La actividad física regular continúa siendo una parte central en el proceso.

Al momento de realizar esta dieta, también especificaron 10 consejos útiles

1. Coma alimentos saludables en porciones saludables. Poner atención tanto a la calidad como a la cantidad de los alimentos. La base de la Pirámide de Peso son los vegetales y las frutas. Además, es bueno consumir carbohidratos de granos enteros, fuentes de proteínas magras, como las legumbres y pescados y grasas no saturadas, saludables para el corazón.

2. Incremente su actividad física. Se puede  comenzar con sesiones de cinco a 10 minutos de actividad e ir incrementando el tiempo gradualmente.

3. Coma más frutas y verduras. Los vegetales y las frutas deben constituir cerca de la mitad del consumo diario, mientras que los carbohidratos deben representar un cuarto. El resto es generalmente para las proteínas y el consumo de lácteos.
4. Mantenga un tamaño de porción sencilla. En lugar de medir todo, coma una porción de arroz del tamaño de una pelota de tenis, por ejemplo.

5. Anote todo. Esta costumbre permite registrar – y por lo tanto, hacerse responsable – por lo que se come.

6.  Rompa con cinco malos hábitos y comience cinco buenos. Por cada mal hábito que se abandone, como apagar el televisor mientras come, se crea una nueva y buena conducta, como desayunar todas las mañanas pensando en objetivos positivos.

7. Conozca la medida de su cintura. Se ha demostrado que una circunferencia superior a los 102 cm en hombres y 88 en mujeres puede incrementar el riesgo de hipertensión y enfermedades cardiovasculares, especialmente en aquellas personas en que el índice de masa corporal (IMC) es entre 25 y 35.

8. No se prive. Se puede comer dulces en porciones pequeñas. Lo importante es que una dieta balanceada debe incluir por lo menos cinco tazas de frutas y vegetales todos los días. Los carbohidratos que consuma deben ser carbohidratos complejos como la avena y los cereales integrales. Las fuentes de proteína deben ser libres de grasa, especialmente proteínas de origen vegetal como los frijoles, soya, lentejas y otros granos. Estos alimentos no sólo contienen proteínas, sino que también tienen fibra, necesaria para elcorazón.

9. Hágalo por su corazón también. Se ha comprobado que una dieta baja en sodio puede ayudar a controlar la hipertensión y prevenir otros problemas cardiovasculares.

10. Tómese su tiempo. Habitualmente las personas pierden peso un poco más rápido cuando comienzan la dieta. La cantidad de la pérdida de peso inicial en la fase “Piérdalo” es segura y proporciona el impulso que la mayoría de las personas necesitan para continuar en el camino hacia un peso saludable. En la fase “Vívelo”, se recomienda una menor baja, de medio a un kilo por semana.