Es lo que se desprende del informe “Tratamiento antirretroviral bajo la lupa: un análisis de salud pública en Latinoamérica y el Caribe 2013”, de la Organización Panamericana de la Salud y Onusida.

La región de América Latina y el Caribe registró grandes avances en relación a la cobertura y expansión del tratamiento antirretroviral para pacientes con VHI: tres de cada cuatro personas que lo necesitan lo están recibiendo. Esta es una de las principales conclusiones del informe “Tratamiento antirretroviral bajo la lupa: un análisis de salud pública en Latinoamérica y el Caribe 2013”, que fue presentado la Organización Panamericana de la Salud y Onusida, en el marco de las actividades previstas para conmemorar el Día Mundial del Sida, que se celebrará el 1 de diciembre.

Este segundo informe –que se presentó en el Centro de Información de Naciones Unidas (CINU) de la Ciudad de Buenos Aires– recopila estadísticas de la Argentina y del resto de América Latina y el Caribe sobre la respuesta al VIH, tales como la cobertura del tratamiento, el abastecimiento de la medicación y la situación de las personas diagnosticadas, y contó con el apoyo y trabajo conjunto de varios socios claves en la región. Uno de ellos fue el Grupo de Cooperación Técnica Horizontal de América Latina y el Caribe (GCTH), compuesto por los programas de VIH-sida de los Ministerios de Salud de diez países de la región y once redes de la sociedad civil.

Carlos Falistocco, director de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual de Argentina y a su vez presidente del GCTH, destacó que la información relevada entre los países sobre los costos de los tratamientos antirretrovirales “funcionará como una excelente herramienta para poder negociar los precios con los laboratorios, dado que actualmente hay grandes diferencias en los costos que tienen que pagar los países en la región por los mismos medicamentos”.

Asimismo, Marcelo Vila, coordinador subregional VIH/ITS para el Cono Sur de OPS/OMS señaló que “la región lidera en materia de cobertura antirretroviral entre los países en desarrollo, pero todavía persisten desafíos. Argentina alcanzó la cobertura universal en el tratamiento y es uno de los siete países que sigue la recomendación de la OPS de brindar tratamiento en una etapa temprana de la infección. Sin embargo, todavía quedan brechas importantes, necesitamos acceso más temprano al tratamiento, incrementar los esfuerzos para ampliar el acceso a prueba y consejería y lograr una atención de calidad que maximice los tratamientos”.

A través de Internet y desde El Salvador, de la presentación también participó el director regional de ONUSIDA para América Latina, César Núñez, quien dijo que el informe constituye un elemento de referencia regional que muestra la realidad de como cada país está respondiendo en torno al desafío del tratamiento. “Vemos la vanguardia en América Latina respecto al inicio de las terapias, incluso adelantándose a las nuevas directrices de la OPS/OMS. Sin embargo, necesitamos colocar más recursos en prevención”, aseguró Núñez.

Entre los puntos destacados en el estudio, figuran los siguientes:

• En promedio, el 75% de los presupuestos de los países para la atención y tratamiento de VIH se destina a la compra de antirretrovirales.

• En 2012, 14 de 31 países y territorios, o un 45%, informaron al menos un episodio de desabastecimiento de antirretrovirales, menos que el 54% registrado en 2010.

• Los precios pagados por los diferentes países por antirretrovirales varían significativamente. Algunos países pagan casi 77 veces más que otros por los mismos medicamentos.

• De las 725 mil personas recibiendo antirretrovirales en América Latina y el Caribe, cerca de 26.900 son niños menores  de 15 años.

• La cobertura de tratamiento antirretroviral es más baja para niños, en tanto un 67% que necesita tratamiento lo está recibiendo, comparado con el 75% en adultos.

• En la mitad de los países estudiados, el 40% o más de los pacientes habían desarrollado sida (<200 CD4 cél/mm3) al momento de su primera evaluación inmunológica.

• Ha mejorado el monitoreo de laboratorio de pacientes que reciben tratamiento antirretroviral, con un aumento del 33% en la media de los exámenes de carga viral por paciente por año desde 2010.

• La mitad de los países informan que tienen  estándares para la participación comunitaria en dar de atención y tratamiento del VIH.