Previo a la largada de la Berocca Urbana, los participantes sólo conocían los lugares de salida y llegada, pero el recorrido entre estos puntos era una incógnita.

Todos largaron desde Av. Hipólito Yrigoyen y Vélez Sarsfield. Al llegar a Plaza España, los competidores recibieron un “Pasaporte” con enigmas cuyas respuestas determinarían distintos lugares emblemáticos de la ciudad dónde debían ir y los detalles de cómo llegar.

Con la ayuda de un mapa, cada equipo debió definir un plan estratégico para recorrer todos los puestos de control en el menor tiempo posible.

La tecnología fue protagonista. Principiantes y profesionales utilizaron sus celulares para sacarse fotos en el Arco de Córdoba, y sus pulseras chip para cronometrar cada segundo de la contienda.

Las duplas debieron pasar por varios puestos de control, utilizando su inteligencia para resolver enigmas, viajando en transporte público, corriendo, pedaleando intensamente y recorriendo los más lindos lugares de la capital cordobesa.

Además, y para comprometerse con un objetivo solidario, debieron entregar pañales o leche en polvo en el Hospital de Niños. Las pruebas especiales implicaron una actividad con cuerdas, hacer sky o jugar al fútbol. En total, se cubrieron más de 21 kilómetros por equipo.

Cada trío llegó a recorrer más de 40 kilómetros. Se entregaron premios a las categorías caballeros, damas y mixto para la modalidad Amateur y 120 años, caballeros, mixtos y damas para la modalidad Avanzada.