Uno de cada tres adultos tiene presión arterial alta en todo el mundo. La afección ocasiona alrededor de la mitad de todas las muertes por accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca, según el informe Estadísticas Sanitarias Mundiales 2012 elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe revela el creciente problema de la carga de enfermedades no transmisibles. En ese sentido, el estudio señala también que uno de cada diez adultos tiene diabetes.

“Este informe es una evidencia del dramático incremento en las condiciones que desencadenan la enfermedad cardíaca y otras enfermedades crónicas, en particular en los países de bajos y medianos ingresos”, señaló Margaret Chan, directora general de la OMS.

Por primera vez, el informe anual estadístico de la Organización incluye información de 194 países, en el porcentaje de hombres y mujeres con presión arterial elevada y niveles de glucosa en sangre.

En países de altos ingresos, el diagnóstico generalizado y el tratamiento con medicamentos de bajo costo han reducido significativamente la presión arterial media en todas las poblaciones, lo que ha contribuido a una reducción en las muertes por enfermedades del corazón.

En muchos países de África, sin embargo, se estima que más del 40% (y hasta un 50%) de los adultos tiene presión arterial alta. La mayoría de ellos permanece sin diagnosticar, aunque muchos casos podrían ser tratados con medicamentos de bajo costo, reduciendo significativamente el riesgo de muerte y discapacidad por enfermedades del corazón y derrame cerebral.

En las estadísticas también se incluye, por primera vez,  datos sobre las personas con niveles elevados de glucosa en sangre. Si bien la prevalencia media mundial es de alrededor del 10%, hasta 1/3 de la población (en algunos países insulares del Pacífico) tienen esta condición.

Si no se trata, la diabetes puede conducir a enfermedades cardiovasculares, ceguera e insuficiencia renal.

La obesidad, otra cuestión importante.  En todas las regiones del mundo, la obesidad se duplicó entre 1980 y 2008. Así lo afirmó Ties Boerma, director del Departamento de Estadísticas de Salud y Sistemas de Información de la OMS.

“Hoy en día, medio billón de personas (el 12% de la población mundial) son consideradas obesas”, aseguró.

Los niveles de obesidad más altos se dan en la Región de las Américas (26% de los adultos) y los más bajos en la Región del Sureste de Asia (3%).

En todas partes del mundo, las mujeres son más propensas a ser obesas y, por lo tanto, tienen mayor riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Las enfermedades no transmisibles causan actualmente casi dos tercios de las muertes en todo el mundo. La preocupación mundial por el aumento en el número de muertes por enfermedades cardiacas y pulmonares, diabetes y cáncer impulsaron a las Naciones Unidas a celebrar una reunión de alto nivel sobre enfermedades no transmisibles en Nueva York en septiembre de 2011.

La Asamblea Mundial de la Salud, que se celebrará en Ginebra del 21 al 26 mayo de 2012, examinará los progresos realizados desde esa reunión y acordará los próximos pasos.

Publicadas anualmente por la OMS, las Estadísticas Sanitarias Mundiales son la publicación más completa de estadística global relacionada con la salud. Contiene datos de 194 países sobre una serie de indicadores como mortalidad, la enfermedad y la salud, incluyendo la expectativa de vida, enfermedades y muertes de una serie de enfermedades, servicios de salud y los tratamientos, la inversión financiera en salud, así como los factores de riesgo y comportamientos que afectan la salud.

Para acceder al informe, clic AQUÍ.